Escorts: el mito de la mujer perfecta

Escorts: el mito de la mujer perfecta

Escorts: el mito de la mujer perfecta

Internet

Escorts. Una palabra que dependiendo del lugar donde la comentemos puede obtener diferentes resultados. Tan tabú como gamberra. La definición: personas que venden su tiempo para proporcionar compañía íntima a hombres, parejas o mujeres. Centrádonos en el modelo de escort femenina, muchos podemos visualizar el prototipo a contratar: mujeres guapísimas, cuasi-modelos de piernas perfectas y peso divino. ¡Cuán equivocados podríamos estar entonces!



Según datos reales de búsquedas en la web www.algodiscreto.com comprobamos lo lejos que podemos estar los que pensábamos que lo más demandado serían mujeres de medidas espectaculares, parecidas a las chicas que vemos en la televisión o que comentamos con amigos lo guapas y atractivas que son al verlas en una cartel propagandístico en la calle.



Los hombres queda demostrado según estos datos verificados, buscamos la normalidad, saliendo muy bien paradas las mujeres más mayores frente a las chicas jóvenes (la búsqueda top en todas las provincias de España es mujeres maduras). O las mujeres rellenitas, gorditas, frente a mujeres flacas/delgadas.  ¿Qué preferimos, una mujer con pecho abundante o una mujer con un trasero bonito? Los resultados dan por ganadoras a las mujeres con buen pecho.



Dentro de las curiosidades, se encuentra también el lugar de nacimiento de la escort. Parece que en España prima el producto nacional frente a lo exótico (asiáticas, rusas, caribeñas, italianas). Y tan nacional, que incluso se buscan mujeres propias de la misma ciudad o autonomía de los usuarios, es decir, los andaluces buscan andaluzas, los gallegos gallegas, etc. Muy notorio, y que sí respalda uno de los clichés de belleza en España, es que dentro de las mujeres españolas, en todo el territorio español lo más buscado son las andaluzas y canarias.



Ya se ve, que no siempre acertamos con lo que creemos como normal, o intuimos como racional, primando la belleza más natural y habitual. Por tanto parece poco importante obsesionarse con el físico y talla de pantalón que tantos problemas de cabeza a veces nos da.

María de la FuenteEscorts: el mito de la mujer perfecta
posicionamiento en buscadores