Los centros de rehabilitación no deben ser tabú

Los centros de rehabilitación no deben ser tabú

Los centros de rehabilitación no deben ser tabú

Salud

Las drogas están muy estigmatizadas. Antes de que alguna persona defensora de la ética y de la salud de las personas se me tire al cuello, especificaré que no me refiero a que se ven como algo malo. Deben verse como algo malo, pues son adictivas y muchas de ellas pueden destruir una vida. Cuando hablo de desestigmatizar las drogas, me refiero a que los potenciales consumidores y, sobre todo, los jóvenes y los adolescentes deben saber lo que son, precisamente, para evitar caer en ellas. Si protegemos a dichos adolescentes, si les evitamos conocer la realidad de las cosas tal y como es y eso incluye los efectos secundarios negativos, lo que estamos haciendo es no informarles debidamente. Eso sí es dañino y eso sí puede conducir a consecuencias desastrosas. 



Por otro lado, considero que desestigmatizar las drogas también implica no tener una idea preconcebida de las personas que las consumen y no infravalorarlas por ello. En las drogas podríamos caer todos y lo único que nos separa de una persona adicta son las circunstancias personales y sociales. Si no tuviéramos un buen entorno familiar, si careciéramos de recursos económicos y si estuviéramos sumidos en una depresión, por diversos motivos, tal vez nosotros estaríamos en la misma situación. Entonces, hablar de centros de desintoxicación de alcohólicos y otras drogas nos nos parecería tan mal ¿verdad? 



Porque, de algún modo, muchos padres y madres evitan no solo hablar del problema en sí –las drogas–, sino también de la solución. ¡Como si las soluciones que existen para dejar las drogas también fuese algo malo. Salvando las distancias, me parece un tabú equivalente al de no hablar nunca a un adolescente sobre los métodos anticonceptivos. Luego, vienen los lloros y, como no, el clásico culpar al joven por inmaduro. Sé que me estoy repitiendo, pero, es importante entender esto: los adolescentes no son estúpidos, son personas capaces de razonar y aprender. En definitiva, la lucha contra las drogas empieza por ser capaces de hablar con ellos sobre éstas y, por supuesto, informar de la gran labor que hacen, hoy en día, las clínicas de rehabilitación de drogas.

Contenidos7Los centros de rehabilitación no deben ser tabú
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos