Grupo Especta asegura que una reforma de calidad supone un ahorro económico a largo plazo

Grupo Especta asegura que una reforma de calidad supone un ahorro económico a largo plazo

Grupo Especta asegura que una reforma de calidad supone un ahorro económico a largo plazo

Estilo de vida

El mercado inmobiliario está en un momento de incertidumbre. La venta de vivienda de obra nueva no aumenta a la misma velocidad que la venta de viviendas de segunda mano, y es que las reformas integrales se han convertido en una opción a tener muy en cuenta por las personas que tienen que controlar su inversión.

Una reforma integral tiene muchas ventajas para los propietarios, empezando por el aumento de su valor en un 10% aproximadamente, pero no cualquier reforma consigue los mismos resultados. Grupo Especta, empresa líder en el sector de las reformas, que siempre apuesta por el trabajo en equipo y una labor responsable con el medio ambiente, asegura que solo una reforma de calidad conseguirá que los propietarios ahorren a largo plazo.

¿Cómo saber si una reforma es de calidad?
Para calificar una reforma de calidad, es necesario prestar atención a determinadas cuestiones incluso antes de comenzar la reforma. Desde Grupo Especta ofrecen las claves para saber si una reforma es de calidad.

Empresa profesional
El primer paso para conseguir una reforma de calidad es apostar por una empresa profesional, dispuesta a apoyar y a guiar a los propietarios durante todo el proceso. Son muchas las empresas de reformas que existen, pero no todas garantizan los resultados. Una empresa profesional contará con personal cualificado y especializado en los diferentes apartados de la obra, que escuche las ideas del cliente y que aporte las suyas pensando siempre en sacar el máximo partido al espacio.

Presupuesto
El presupuesto en una reforma de calidad debería estar cerrado y ser justo, nunca demasiado alto ni demasiado bajo. En este punto, es recomendable comparar entre varios presupuestos, y optar siempre por el que ofrezca un término medio. Es posible que durante la reforma existan imprevistos pequeños, pero la tónica general debería ser que en el presupuesto pactado se incluya absolutamente todo lo necesario.

Revisión de las instalaciones
Una reforma integral de calidad comenzará por revisar las instalaciones, porque son los elementos que más deterioro sufren con el paso del tiempo y que apenas se tienen en cuenta. Es imprescindible revisar todas las instalaciones de fontanería y electricidad para garantizar su buen estado y para que en el futuro no den problemas que manden al traste la reforma.

Materiales de calidad
Los materiales utilizados en las reformas inciden directamente en su calidad, puesto que son los que van a conseguir los acabados y la durabilidad de la misma en el futuro. Lo más aconsejable es optar por una calidad media, o superior siempre que sea posible. Cuanto mejores sean los materiales, más se encarecerá la reforma inicialmente, pero también tendrán una mayor durabilidad en el tiempo.

Duración de la reforma
Las reformas rápidas no pueden garantizar la calidad, y tampoco lo hacen las reformas eternas. La empresa de reformas debería estimar unos plazos y adaptarse a ellos, porque la calidad de una reforma también implica reducir las molestias todo lo posible para los propietarios. También hay que tener en cuenta que, cuanto más grande sea la reforma y más espacios abarque, mayor será el tiempo necesario para llevarla a cabo.

Para conseguir una reforma integral de calidad, en un primer momento será necesaria una importante inversión. Sin embargo, hacer las cosas bien al principio implicará un ahorro económico en el futuro, puesto que la reforma será sólida en la vivienda a largo plazo y no necesitará revisiones durante mucho tiempo.

Fuente Comunicae

ComunicaeGrupo Especta asegura que una reforma de calidad supone un ahorro económico a largo plazo
posicionamiento en buscadores