Principales beneficios de las calderas de condensación

Principales beneficios de las calderas de condensación

Principales beneficios de las calderas de condensación

Industria y energía

La popularidad de este tipo de calderas está relacionado con el hecho de que contaminan menos y nos permiten ahorrar en lo que al consumo energético se refiere. En una sociedad cada vez más concienciada sobre la necesidad de proteger y preservar nuestro medioambiente, que una caldera minimice la emisión de gases nocivos a la atmósfera es un argumento de peso para apostar por este sistema en lugar de cualquier otro. Cualquier empresa especializada en la instalación de calderas, como ServClimat, te recomendará las de condensación ya que presentan un elevado rendimiento.



 



El ahorro energético es una ventaja importante de estas calderas. La reducción del uso de energía relativo a su funcionamiento se debe a su capacidad de aprovechar el calor que produce, en forma de vapor de agua, cuando se genera la combustión. Hablamos de un rendimiento extra que permite reducir el consumo de energía entre un 15 y un 30%.



 



Además, este tipo de calderas se pueden colocar con cualquier sistema de calefacción, ya sean radiadores o suelo radiante. En definitiva, hablamos del aparato de climatización con mayor eficiencia energética del mercado. Como ya hemos comentado, la posibilidad de recuperar el calor puede alcanzar un ahorro energético de hasta el 30%.



 



Sin embargo, los beneficios de las calderas de condensación van mucho más allá de nuestro bolsillo. Al reducir la energía necesaria para el funcionamiento, también se reducen las emisiones contaminantes a la atmósfera. El descenso de los gases de efecto invernadero, minimiza la huella medioambiental. El impacto en la naturaleza es mucho menor, ya que mediante su utilización conseguimos reducir el consumo de combustibles fósiles.



 



Otras opciones para mejorar el aprovechamiento de los aparatos de calefacción será dejar espacio delante y en la zona superior de los radiadores para mejorar la transmisión y la distribución del calor. Utilizar termostatos programables y localizarlos de forma correcta también puede ayudarnos en nuestro objetivo. Ventilar las estancias es una cuestión clave para mejorar la calidad del aire, pero en invierno será suficiente con hacerlos durante 10 minutos. Por último, siempre es recomendable mantener una temperatura constante que nunca baje de los 18ºC.



 



 



 

ServClimatPrincipales beneficios de las calderas de condensación
posicionamiento en buscadores