Cómo la inteligencia artificial está revolucionando el neuromarketing

Cómo la inteligencia artificial está revolucionando el neuromarketing

Cómo la inteligencia artificial está revolucionando el neuromarketing

Ciencia y tecnología

El subconsciente toma el 95% de las decisiones de compra y es por eso, que no nos debe extrañar que el neuromarketing haya ganado gran popularidad entre los vendedores en los últimos años. Así que tenemos que tener presente, que las emociones son esenciales para las decisiones de compra.


Según un estudio de Google y CEB, las marcas B2B logran el doble de impacto en los compradores cuando utilizan el marketing emocional, en comparación con el marketing basado solo en el valor comercial.


La inteligencia artificial (IA) ha sido igualmente popular entre los especialistas en marketing, acelerando y potenciando los resultados que los especialistas en marketing pueden lograr. Cuando se combinan las ventajas del neuromarketing (que no es más que la ciencia de leer las mentes de los consumidores para medir sus reacciones ante los estímulos del marketing), con las increíbles ventajas de la inteligencia artificial, se puede obtener una combinación muy potente de marketing que puede generar resultados explosivamente poderosos.


Dada la efectividad del marketing emocional, las compañías que invierten en la inteligencia artificial de la emoción, pueden obtener una ventaja competitiva muy favorable. Las tecnologías basadas en la IA de la emoción, proporcionan análisis emocionales y perspectivas para mejorar el mensaje de marketing, la creatividad y la ejecución, así como ayudan a optimizar campañas digitales, contenido y sitios web.


Yendo un paso más allá, estas nuevas tecnologías pueden construir experiencias digitales interactivas únicas que pueden leer y responder a las emociones humanas.


La inteligencia artificial emocional tiene el potencial de ejercer verdaderos cambios. Si esto suena a fantasía, es posible que te sorprendas al darte cuenta de lo cerca que estamos de esta nueva realidad del marketing. Se prevé que el mercado de la IA emocional crezca de $ 6,72 billones en el año 2016 cuando apenas empezaba, a $ 36,07 billones para el año 2021.


Entre las 3 tecnologías clave para que el neuromarketing y los analistas de mercado especializados impulsen y proporcionen campañas de marketing más efectivas a través de la integración con la inteligencia artificial tenemos:


 


El reconocimiento facial


El reconocimiento facial basado en inteligencia artificial ofrece una ventana infinita hacia el subconsciente. Los científicos estiman que el 90 por ciento de la toma de decisiones humanas es impulsada por el subconsciente. Las expresiones faciales ofrecen una ventana hacia ese subconsciente al comunicar seis emociones básicas que son la felicidad, la sorpresa, la ira, el disgusto, la tristeza y el miedo. Y, como lo ilustra la enigmática sonrisa de la Mona Lisa, no siempre es posible obtener una lectura precisa de las emociones complejas, sin embargo, mediante el aprendizaje automático, los sistemas de detección facial pueden explorar millones de imágenes de rostros para así leer las emociones con más precisión que un ser humano.


Entre los especialistas en marketing, uno de los líderes en el uso del reconocimiento facial es Disney. La compañía ha utilizado la tecnología para leer las caras de los espectadores mientras miran una película. Las pruebas de seguimiento facial se han realizado con un enorme éxito con algunas de las películas más recientes de Disney, como Star Wars y el Libro de la Selva.


 


La biometría


La biometría ofrece más datos sobre la emoción. Junto con el reconocimiento facial, la biometría ofrece los medios para leer las emociones. En 2015, Jaguar proporciono pulseras biométricas a los espectadores de Wimbledon y rastreó los momentos "emocionantes" durante el evento. Estas pulseras biométricas  midieron la frecuencia cardíaca y la temperatura del usuario, dos variables que aumentan cuando el consumidor siente emoción. Cuando se combina con el reconocimiento facial basado en IA, las estadísticas biométricas pueden ofrecer datos aún más precisos sobre las respuestas de los consumidores a los mensajes de marketing. Dichos datos podrían ser una bendición para el marketing de eventos en particular.


 


Watson de IBM


Watson, el sistema informático de IBM, responde a las preguntas en lenguaje natural, sin usar datos biométricos, para medir la emoción en un evento. Este sistema se basa en señales como el rugido de la multitud. Esta tecnología podría traducirse fácilmente a una variedad de casos de uso adicionales, por ejemplo, Watson u otro sistema de inteligencia artificial podría identificar signos de interés de los compradores, como el de leer una etiqueta o darle un vistazo prolongado y así rastrear el comportamiento de los compradores y entonces proporcionar las pautas correctas a los expertos en mercadeo para diseñar fórmulas exitosas de mercadeo.


 


Lo que hace que estos métodos sean más que meramente interesantes es el hecho de que proporcionan los medios para obtener datos sobre las reacciones emocionales de los consumidores en tiempo real y ajustan los mensajes de marketing en consecuencia.


Con el consentimiento de los consumidores, no hay motivo por el que los especialistas en marketing no puedan adoptar el enfoque correcto con los mensajes de marketing apropiados para las diversas industrias. Tal uso pondría fin a la necesidad de ir con el instinto al desarrollar y apostar por una estrategia de marketing efectiva.


Una vez que la IA se adopte por completo en los procesos de neuromarketing, los especialistas en marketing podrán recurrir con precisión tecnológica a los consumidores para que amplíen y mejoren sus campañas de marketing, sin miedo a recopilar datos poco fiables.

Cómo la inteligencia artificial está revolucionando el neuromarketing
posicionamiento en buscadores