Llegan los “yogadictos” del Bikram Yoga

Llegan los “yogadictos” del Bikram Yoga

Llegan los “yogadictos” del Bikram Yoga

Salud

Un nuevo deporte se abre paso en España: el Bikram Yoga. Una práctica de ejercicios de posturas imposibles a alta temperatura (40º grados en sala) con la que los “yoguis”, o “yogadictos”, como les gusta llamarse, “lo pasan mal”, según los expertos, pero que “engancha”, porque “todo el mundo vuelve”. Un deporte en el que el “adversario” a vencer es uno mismo.



 



Por M. V., especial para Iniciativas21.es



Fotos: Documentación Bikram Yoga



 



¿Masoquistas? No. Deportistas. El Bikram Yoga es calificado por quienes lo practican como “un deporte”.



Desde un punto de vista científico, según dicen sus “yogadictos”, esta práctica que empieza a darse a conocer en nuestro país aumenta la producción de serotonina, de las endorfinas y de la dopamina, entre otras sustancias naturales generadas por el cuerpo humano, haciendo que quien lo practica se encuentre bien y sienta cierto placer al practicarlo.



El Bikram Yoga crea, además, vínculos sanos y sensaciones energéticas, que sólo pueden explicar quienes realizan los ejercicios.



La primera sesión de Bikram Yoga trae consigo mucha incertidumbre, por el miedo a lo desconocido, a los mitos sobre la alta temperatura, la dificultad de las posturas…



Comienza el reto. La primera vez que se practica hay que habituarse a esos 40 grados de temperatura con los que, sin hacer nada, ya se empieza a sudar.



En este momento comienza, según explica Natalia Murciano, directora del Centro Bikram Yoga Spain de Pozuelo, “un diálogo muy potente que no te permite estar pensando en nada más durante 90 minutos”, por lo que cuando sales, estás en un estado muy vulnerable. Es decir, al llegar al vestuario, después de esa dura sesión, llega la necesidad de hablar y contarle a alguien lo que has sentido.



Esto se traduce en que el Bikram Yoga tiene algo inexplicable que hace que todo el mundo que lo ha probado vuelva para seguir practicándolo. “La gente sale de su primera clase diciendo que lo ha pasado mal, pero que le ha encantado”, subraya Natalia.



Es un reto personal donde no existe la competición y, por eso, se caen todas las barreras personales de cada uno. Y es en ese instante y en ese lugar: el vestuario, donde después de cada sesión la gente se vuelca con los primerizos, para animarlos y apoyarles para que se sientan integrados.



 



Vínculos fuertes



Al cabo de un tiempo asistiendo como un “yogui” más de la comunidad, los primeros objetivos (adelgazar, disminuir el estrés, etcétera) se olvidan y te das cuenta de que vas a las sesiones porque tu cuerpo empieza a necesitarlo, estás “enganchado”.



“Esto sucede porque surge una transformación de dentro afuera”, afirma Natalia.



Primero te limpia físicamente, eliminando toxinas mediante el sudor. Vas limpiando los órganos por dentro y ganando flexibilidad, por lo cual tu cuerpo comienza a encontrarse bien y la práctica se convierte en otra cosa, en algo bueno donde hay buen “rollo”.



Todo el mundo comparte sus buenas y malas sensaciones en clase. “Se ven obligados a hacerlo entre ellos: los compañeros, porque si lo cuentas a alguien que nunca ha probado Bikram, no lo entiende”, prosigue Natalia.



Natalia resume:





  1. “No es un deporte de competición y por eso hay buen ambiente”


  2. “Es un reto contigo mismo, no con los demás”


  3. “Cuanta más gente hay en clase, mayor energía se genera. Cada cuerpo genera una energía y cuando ésta va hacia un mismo fin, la sensación que se produce es impresionante, porque al final se transforma en una energía común que se contagia rápidamente”.




 



Documentación sobre Bikram Yogan



 



Sobre Bikram Yoga Spain Studio



El primer centro y SEDE de Bikram Yoga de España abrió sus puertas en Madrid (C/ Maldonado, 52) en el año 2011, de la mano de Jonathan Martín, un joven emprendedor que dio un giro a su vida, cambiando el mundo de las finanzas por la búsqueda de la paz interior, la salud y el crecimiento personal.



Desde ese día no ha dejado de aprender con los mejores del mundo y fue en 2011 cuando materializó su sueño con la apertura de Bikram Yoga Spain. Un fabuloso primer espacio de más de 300m2, diseñados para transmitir bienestar en cada rincón gracias a su decoración minimalista.



Con unas instalaciones inmejorables, este centro, ubicado en pleno barrio de Salamanca, es el lugar perfecto para practicar esta disciplina que cada vez tiene más adeptos. Actualmente cuenta con 13 franquicias distribuidas en distintos puntos de España.



C/ Maldonado, 52. (Barrio de Salamanca), Madrid.



Tel.910 090 870



www.bikramyogaspain.es



 



Para más información



María Víllora. meyquei@icloud.com



Telf: 685 86 36 83



 



 

Bikram YogaLlegan los “yogadictos” del Bikram Yoga
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos