¿Cómo encarar una reforma integral en el hogar?

¿Cómo encarar una reforma integral en el hogar?

¿Cómo encarar una reforma integral en el hogar?

Familia

Si necesitás agrandar tu hogar, realizar un mantenimiento o querés cambiar el estilo arquitectónico, es posible que necesites pensar en una reforma integral.



Con el paso del tiempo la vivienda se deteriora. Las paredes sufren desgastes, humedad e incluso fisuras. Las cañerías empiezan a tener problemas y las instalaciones eléctricas quedan obsoletas. Si vivís hace mucho tiempo en el mismo lugar o te trasladás a una casa antigua, es importante pensar en llevar adelante refacciones profundas. Sabemos que es algo complicado de encarar: es costoso e implica muchos cambios. Para que no desesperes te damos algunos consejos.

En primer lugar, hay que pensar en reformas funcionales. Más allá de que sea atractivo pensar en lo estético y darle una nueva cara a la vivienda, es necesario tener como prioridad los cambios estructurales. Si te encargás sólo de voltear algunas paredes y pintar, puede que tengas que romper todo de nuevo para cambiar las cañerías ante algún problema.

Luego, hay que tener en claro cuál es el objetivo de la reforma. Por ejemplo, las tareas de mantenimiento estarán determinadas por el deterioro de la vivienda y cuánto será necesario reparar. En cambio agregar un nuevo cuarto o cambiar la distribución del espacio, son tareas más concretas y dependerá de tu interés. El tamaño de la obra te ayudará a prever un presupuesto estimado y decidir si estás dispuesto a realizar esos gastos.

Una parte importante, relacionada con el presupuesto, es la calidad de la obra que llevarás a cabo. Encontrarás diferentes precios pero también serán diferentes calidades. Si la reforma será dirigida por un arquitecto, consulta sus recomendaciones. Si lo harás por tu cuenta con la ayuda de un técnico, confía en su asesoramiento: su experiencia y conocimiento de los materiales disponibles en el mercado serán de mucha ayuda. La red de especialistas del hogar Rapihogar cuenta con una gran cantidad de técnicos capacitados para llevar a cabo obras integrales y podrán aconsejarte en cada paso.

Finalmente, un detalle importante: tener paciencia. Hay que tomarse el tiempo necesario en cada paso, planificar a conciencia y revisar los planes. Es el momento para hacer los cambios que no te gusten del proyecto. Los imprevistos siempre pueden surgir, pero lo resolverás mejor cuánto más organizada tengas la obra y cuentes con profesionales para brindarte la mejor solución.

RapiHogar¿Cómo encarar una reforma integral en el hogar?
posicionamiento en buscadores