¡Comienza a pensar en inglés! Preparando el TOEFL y el TOEIC

¡Comienza a pensar en inglés! Preparando el TOEFL y el TOEIC

¡Comienza a pensar en inglés! Preparando el TOEFL y el TOEIC

Idiomas

0. #Adulting



La cuestión con eso de crecer y volverte un adulto serio y responsable es que debes tomar decisiones que pueden resultar complicadas porque es como si tu vida dependiera de ello. ¿Voy a estudiar una carrera u otra? ¿Trabajaré en la empresa X o en la Y? ¿Ordeno pizza para la cena o me preparo algo más saludable? ¿Hacer un curso TOEFL en Madrid o no? Algunas de estas decisiones son más sencillas que otras, lo sé, yo siempre termino eligiendo la pizza y aunque mis padres quizás opinen que no es lo mejor para mi cuerpo, debo vivir con ello y sus consecuencias, el lunes comenzaré la dieta, ¡lo prometo!



Volviendo a las resoluciones de vida que no tienen que ver con ir al gimnasio. Ir a la universidad es, para muchos, el primer reto de niño grande con el que nos solemos encontrar. Pero después viene algo que puede ser un sueño o una pesadilla, comenzar a ganarse la vida, es decir conseguir un trabajo. 



Si ser adulto y enfrentarte al mundo puede ser complicado, ahora imagina tener que hacerlo en un idioma que no es aquel con el que naciste y creciste. Y por si todo esto fuese poco, aparte de demostrarte a ti mismo que puedes ser adulto, ¡tienes que demostrar a tus reclutadores que dominas el idioma en el que planeas hacerlo! 



Y, ¿cuál es la mejor forma de poner a prueba tu dominio de un idioma? Efectivamente, un examen, ¿a quién no le gusta un examen? Cuando se trata de la lengua anglosajona, actualmente existen diversas pruebas de suficiencia que varían dependiendo del objetivo que busques conseguir con ella. 



Por un lado, tenemos el TOEFL (Test of English as a Foreign Language), este examen es aceptado en gran cantidad de países y sirve como respaldo si estás emprendiendo tus estudios superiores en un centro educativo bilingüe o que se maneje totalmente en inglés. Por el otro, si tu meta es conseguir trabajo en esa empresa internacional de ensueño, entonces tendrás que recurrir al TOEIC (Test of English for International Communication) que incluso ha sido adquirido por ciertas compañías para ser usado como prueba interna.



Puedes, como otros, elegir ser adulto en tu idioma natal e ignorar el inglés, ¡no es como si fuese uno de los idiomas más importantes, que te abre puertas a oportunidades con las que muchos apenas sueñan! O puedes, quizás, aceptar el reto de dominar esta lengua y buscar hacerla una parte importante de tu vida al estudiar o trabajar con ella. 



Si eres de los primeros, ¿qué haces acá? Si estás dentro de este segundo grupo y te has embarcado en la aventura de ser adulto en inglés, encontrándote con alguna de estas dos pruebas, te tengo buenas noticias, ¡prepararse para ellas no es tan difícil como puede parecer!



1. #Translating



¡Si yo estudié inglés por tantos años y me estoy preparando en una academia TOEIC en Madrid! ¿Qué más voy a necesitar para presentar el examen? ¿Me estás diciendo que no me he capacitado correctamente?



¡Ya va, no me saltes encima tan pronto! Al pedirte que comiences a pensar en inglés no te estoy diciendo que hasta ahora lo hayas hecho mal con tu aprendizaje, pero podrías estar haciéndolo mejor. Pensar en inglés te da las herramientas para que enfrentar el examen TOEFL o el TOEIC sea mucho más sencillo e incluso puede añadir diversión a tu preparación. 



Además, queridos amigos, por si esto fuese poco pensar en inglés te será útil no solo para prepararte para ese examen tan importante, sino que como pequeñísimo bono también te facilitará el resto de tu camino al sumergirte en el idioma inglés.



Eso me interesa, ¿cómo funciona “pensar en inglés” ?, ¿no lo hago cada vez que estudio o me encuentro con una situación que lo amerite?



Justamente en esa última frase está el error que suelen cometer muchos y a raíz de ello suele generarse algo por lo que todos pasamos en algún momento, eso es hacer de nuestro cerebro una máquina traductora. 



Cuando nos concentramos en utilizar el inglés únicamente cuando nos vemos forzados a ello, nuestro cerebro razona en español y tiene que hacer el esfuerzo de traducir antes de que la idea salga en inglés. Quizás puedas sentir que no te toma tanto, que ha salido bastante bien hasta ahora, pero imagina que te encuentres un día en la oficina o en la universidad, donde todos manejan el inglés como su idioma natal, y no puedas conversar de manera fluida porque constantemente te tomará un segundo o dos adicionales para encontrar cómo se dice una palabra, en el mejor de los casos. 



O peor, imagina que estés en contrarreloj en el examen TOEFL (o TOEIC) y esos dos o tres segundos se vayan sumando con cada pregunta y termines contando con la mitad o menos del tiempo total que te den.



2. #Thinking



Ahora que sabemos lo importante que es pensar en inglés y la diferencia que puede marcar tanto en tu preparación en la academia TOEFL en Madrid, así como a la hora de presentar un examen de suficiencia de inglés, o cuando te veas frente a frente con un entorno que se maneje meramente en inglés, llámese trabajo, universidad o en tu día a día, pasemos a hablar de las técnicas que puedes aplicar con solo introducir estos 3 pequeños cambios en esas rutinas mentales y de tu vida que hasta ahora vienes practicando. 



Recuerda que el objetivo general de estas prácticas es lograr acostumbrar a tu mente para que el inglés sea parte de tu día a día y no solo algo a lo que recurrir cuando lo necesites. No te voy a pedir nada muy complicado, ¡lo prometo!



2.1 #Scrolling



A veces tendemos a ver las Redes Sociales como un medio para entretenernos y ya, sin embargo en la palma de nuestras manos (si tienes un dispositivo inteligente) o en nuestro escritorio (si lo tuyo son los ordenadores), tenemos una herramienta con mucho poder si lo que deseamos es volvernos uno con el inglés. 



Pero ya sabes lo que dicen de los grandes poderes, si realmente queremos usar las redes sociales y el internet en general para nuestro favor, tenemos que hacerlo con responsabilidad y compromiso.



Es el internet, ¿qué tan responsable tendría que ser? Bastante compromiso le dedico haciendo scroll down en Facebook e Instagram para estar al tanto con la vida de todos mis amigos.



¡Alto ahí! Precisamente a eso me refiero cuando hablo de responsabilidad y compromiso, si vas a entrar a hacer lo mismo de siempre, ¿cómo nos beneficiaría en aprender a pensar en inglés? 



La idea de integrar la interacción en las redes a tu preparación es sumergirnos más en el inglés y hacer que se vuelva parte de nuestro día a día, incluso sin darnos del todo cuenta. Aunque Facebook e Instagram pueden servir, Twitter con su posibilidad de seguir noticias del día a día de personalidades anglosajonas es sin duda una de mis redes favoritas. 



¿No tienes Twitter o lo tienes en el olvido? ¿Por qué no crear una cuenta o retomar la que ya tienes? Sigue tantas cuentas en inglés como puedas, proponte leer diariamente noticias en dicho idioma.



Si quieres llevarlo al siguiente nivel, ya que estás allí, ¿por qué no ir contando anécdotas de tu día en inglés? Por ejemplo, esa vez que estabas en pleno curso TOEIC en Madrid y pasaste al frente con la bragueta abierta. Úsalo a modo de diario personal, cambiando tu privacidad, o hazlo público. ¿Quién sabe? Con suficiente ingenio quizás incluso puedas volverte el próximo tweetstar y hacerte famoso, eso sí, ¡nada de traductores en línea!



2.2 #Narrating



¿Alguna vez te has imaginado estar en una de tus series, películas o libros favoritos? Una parte importante que suelen tener en común los tres es la presencia de un narrador, esa voz que va describiendo todo lo que pasa para ayudar al espectador. 



¿Y si pasamos de tener un cerebro traductor a tener un cerebro narrador? Quizás al principio te cueste un poco ya sea por falta de vocabulario o por falta de práctica, lo mejor es ir con pasos lentos, pero seguros. 



Un buen punto de partida es empezar por nombrar lo que tienes a tu alrededor, recuerda que así como podemos decir ordenador o computador, en inglés también existen distintas maneras de llamar a las cosas; no te conformes con aprender una de ellas. 



Si desconoces cómo se llama alguno de los objetos que te vas topando, toma nota de él para buscarlo a la mayor brevedad y no dejes que eso te detenga de pensar en inglés. ¿Qué ocurre cuando quieres el control remoto y tienes un lapsus? Exacto, lo llamas “la cosa con la que cambias el televisor” o “el aparato ese rectangular con botones”. 



Intenta que en este nuevo idioma sea igual, por una parte, te ayuda a mantener la fluidez y al anotarlo procuras llenar ese vacío. Recuerda poner en práctica la nueva palabra aprendida tan pronto como sea posible, incluso repítela tantas veces como lo necesites, de esta forma garantizarás su aprendizaje.



Cuando estás en un curso TOEFL en Madrid el nivel de exigencia y de dificultad va aumentando mientras va avanzando, igual sucederá con este ejercicio. Cuando sea suficiente de nombrar cosas, debes pasar a construir frases cortas que describan las acciones que vas haciendo, los lugares que visitas. 



Una de las cosas que suele limitarnos al hablar en inglés es la pena de ser escuchados, la ventaja de pensar en inglés es que, en primer lugar, nadie te está escuchando más que tú, y en segundo que de tanto practicarlo ya te familiarizas con tu voz interna y pasar de eso a hablar ya no suena tan temible.   



Una vez seas capaz de describir con tanto detalle como puedas tu rutina, es momento de dar otro paso hacia adelante. Ve poniéndote pequeños y grandes retos diarios, por ejemplo:





  • Día 1: incluir en la narración el presente perfecto por lo menos 3 veces.


  • Día 2: narrar todo lo que vaya sucediendo en pasado. 


  • Día 3: hacer una lista con 10 palabras desconocidas y utilizarlas por lo menos 1 vez en la narración del día. 


  • Día 4: utilizar 15 phrasal verbs a lo largo del día.


  • Día 5: describir cada lugar al que entras con por lo menos 3 adjetivos.




No olvides que una parte importante de plantearse un reto es premiarte con una recompensa, así que, por cada reto cumplido, te ganas un premio. ¡Hacer del aprendizaje algo entretenido y desafiante te hará verlo como algo que deseas conseguir y no solo algo que tienes que conseguir!



2.3 #Traveling



¡Para, para! ¿Estás viendo el título de este consejo? Viajar, ¿en serio? ¿Cómo se supone que viajar cuenta como un “cambio sencillo” en la rutina? Además, tengo mi curso TOEIC en Madrid y no puedo faltar e interrumpir mi preparación solo para irme de vacaciones.



Vamos a tomar las cosas con calma, en primer lugar, analicemos por qué un viaje puede ser beneficioso para esa búsqueda por una mente que se pueda manejar en inglés. Después indagaremos en alternativas para aquellas personas que no cuentan con los recursos para emprender un viaje.



Por mucho que introduzcamos el inglés en nuestra rutina diaria, ya sea con los consejos anteriores o por medio de series, películas, libros o música, ninguno de estos se acerca a the real deal o la experiencia de ser parte activa en una conversación en inglés. 



Cuando viajas a un país angloparlante y experimentas estar lejos de tu idioma, terminas rodeándote del inglés en un contexto más real y próximo, lo que ayudará a tu cerebro a aprender con mayor facilidad ya que el chip en español no es tan beneficioso.



Sin embargo, a pesar de las ventajas que puede darte un viaje de semanas o meses a un país de habla inglesa, puedo comprender que en este punto donde tu preparación para el examen TOEIC o TOEFL está tan avanzada, quizás no cuentes con el tiempo para hacerlo. 



Una buena alternativa es una visita rápida por un fin de semana, incluso podrías animar a tus compañeros de la Academia TOEFL en Madrid a hacerlo como un viaje escolar. Pero en el caso extremo de no poder dirigirte fuera de tu localidad, siempre existen maneras de emprender un viaje en un sentido menos literal, tres alternativas que pueden funcionarte son:





  • Visitas a las embajadas: mientras estés en la embajada de algún país angloparlante como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido o Australia, técnicamente estás en suelo extranjero. Ve allí e intenta establecer contacto con sus miembros, puedes contarles tu deseo de aprobar el examen de suficiencia en inglés y de esta forma hacer contacto.


  • Haz amigos cuya lengua nativa sea el inglés: cada quien lleva un pedazo de su hogar consigo, busca estudiantes que se encuentren cerca de ti y pregúntales cómo es donde viven, a partir de allí los temas de conversación seguro fluyen. En caso de no conseguir nadie cerca, en las páginas y aplicaciones de idiomas siempre puedes buscar contactos y compartir.


  • Ofrécete para dar clases de español: aunque suene loco, dar clases de español a alguien que hable inglés te abre las puertas con esa persona para compartir en su idioma, adicionalmente le brindas a esa persona la oportunidad de mejorar también en su aprendizaje al estar en contacto con alguien nativo del español.




3. #Believing



Pensar en inglés puede sonar complicado, sobre todo si a eso le añadimos la presión de estudiar como preparación para un examen que marcará un antes y un después en tu vida de adulto. Sin embargo, es algo que, como todo, va mejorando a través de la práctica. Así como el primer día en la academia TOEIC en Madrid creías que no podría aprender tantas cosas y hoy ya manejas gran parte del contenido, también irás notando las mejoras en tu razonamiento en inglés. 



No desistas, sigue estos consejos y, sobre todo, no comas tanta pizza como yo a menos que tengas pensado ir al gimnasio con regularidad. 

EXAM MADRID ACADEMY¡Comienza a pensar en inglés! Preparando el TOEFL y el TOEIC
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos