guia de compras en el extranjero

guia de compras en el extranjero

guia de compras en el extranjero

Actualidad

Ciertos viajantes conocen un sitio mediante sus museos y monumentos, otros mediante sus paisajes escénicos o bien su cocina tradicional. Mas para los trotamundos a los que les chifla ir de compras, no hay una forma más real de probar un sitio que regateando con los mercaderes en un bazar, explorando las artesanías hechas a mano por artesanos locales o bien probando vestuarios en la boutique más muy elegante de la urbe.

Adquirir en el extranjero puede ser apasionante y gratificante, mas no está exento de inconvenientes. El complicado arte del regateo es con frecuencia un reto para los visitantes habituados a los costos fijos en su centro comercial en casa, y el mar de imitaciones asequibles y recuerdos pegajosos en prácticamente cualquier destino esencial hace que sea bastante difícil saber en qué momento ha encontrado una auténtica joya local. Transfórmese en un comprador más especialista con nuestros consejos para eludir las falsificaciones, regatear como un profesional y llevar sus recursos a casa al final de su viaje.



Puede encontrar información y recomendaciones para realizar compras en sus viajes en el sitio qué comprar en.

Hallar productos locales auténticos al adquirir en el extranjero
¿De qué forma sabes si ese bonito bolso es un artículo de diseñador auténtico o bien si consigues una buena oferta en esa increíble alfombra en el bazar turco? Nuestra regla de oro es simple: investigación, investigación, investigación. Claro, la adquisición de escaparates y los gastos espontáneos son entretenidos, mas si busca hacer una adquiere esencial, deseará hacer su labor para cerciorarse de que está consiguiendo una buena oferta, y la oferta real.


Si sabe que está en el mercado para un determinado artículo, como vidrio soplado en Venecia o bien un quimono tradicional en el país nipón, lea poco antes de tiempo para aprender qué buscar cuando adquiera en su destino. ¿Qué cualidades aseguran que el artículo sea auténtico? ¿Qué estafas deberías observar? Una buena guía puede ser incalculable acá, ofertando consejos de adquiere como recomendaciones para tiendas y mercados de buena reputación.

Otra buena apuesta es preguntar al conserje en su hotel; o bien va a poder señalarle a distribuidores fiables que se especializan en los modelos de productos que busca. La oficina de visitantes local es otra buena apuesta. Y, lógicamente, internet ofrece un sinnúmero de información sobre cualquier género de adquiere que pueda imaginar. Salte online ya antes o bien a lo largo de su viaje para reunir la sabiduría de otros viajantes.

Una vez en su destino, compare ya antes de adquirir para familiarizarse con la gama de productos y los costes libres. (Sugerencia: si el costo semeja excesivamente bueno para ser cierto, seguramente lo sea). Los guías turísticos de manera frecuente llevan a los viajantes a tiendas preseleccionadas para adquirir recuerdos, mas tenga cuidado: su guía puede conseguir una comisión por cualquier cosa que adquiera, lo que frecuentemente da como resultado costos inflados. . Puede conseguir una mejor oferta en una tienda que halle por su cuenta.


Para artículos de alto coste, como joyas y arte, asegúrese de conseguir un certificado de tasación o bien autenticidad al instante de la adquisición y, de ser posible, pague sus productos con una tarjeta de crédito. Eso lo va a ayudar a resguardarse si llega a casa y descubre que un artículo verdaderamente no vale lo que pagó por él.


De qué manera regatear
En América del Norte y en muchas unas partes de Europa, el regateo es un tanto un arte moribundo (¡salvo que estés en un lote de autos utilizados!). Mas en el resto del planeta, la negociación y el cambie son una parte vital de cualquier transacción, y no es muy probable que consiga un buen trato salvo que pueda dominar sus habilidades de negociación.

Es esencial estar familiarizado con la cultura del sitio que visita, en tanto que su estrategia de regateo cambiará un tanto de un país a otro. Por poner un ejemplo, en ciertas unas partes del planeta, merece la pena ser afirmativo y enérgico al negociar un precio; En otros, lo vas a hacer mejor sosteniendo tu tono suave y agradable. Consulte su guía o bien haga una busca en Google para un resumen de las costumbres locales de regateo. CultureCrossing.net es otra buena fuente de información sobre reglas culturales, enumerada por país.


No importa a dónde vaya, traiga una actitud positiva a la transacción. Piense en el regateo como un juego: un ejercicio competitivo mas, en último término, entretenido y afable. No se enfurezca ni insulte al vendedor, aun si las negociaciones no van en su favor. Al final del día, tanto como el mercader deben sentirse felices con el resultado del trato.

Jamás entres en una situación de regateo sin estar preparado. En el instante en que se acerque al vendedor, ya debería haber comprado y determinado más o menos cuánto vale el artículo que quiere adquirir. Le sugerimos tener en psique 2 números: el coste que idealmente le agradaría abonar y la cantidad máxima que está presto a gastar.

Este es un consejo útil: si paga en efectivo, reserve el dinero que está presto a gastar y guárdelo en su billetera; Mueve el resto de tus cuentas a otra parte. Esto tiene 2 propósitos. Puede administrar al mercader patentiza visual de que esta cantidad es lo máximo que puede abonar ("¿Va a ver? ¡Esto es todo cuanto tengo!"), Y asimismo ayuda a eludir que supere su límite de costo autoimpuesto.


En una nota relacionada, asegúrese de llevar un montón de billetes pequeños a fin de que pueda abonar el coste preciso de su artículo. Esporádicamente, un mercader aseverará que no puede efectuar cambios para facturas más grandes, con la esperanza de persuadirlo de que le deje quedarse con el exceso.

Haga que el vendedor empiece las negociaciones aguardándolo a que haga la oferta inicial. Si no está seguro de cuánto hacer contraoferta, una buena regla general es reducir a la mitad el costo inicial y negociar desde allá. (No obstante, como se apuntó previamente, esta estrategia puede cambiar de un país a otro).

¿Viajando con un compañero? Discuta quién charlará y qué está presto a abonar ya antes de ingresar a la tienda y empezar a regatear, de esa forma puede presentar un frente unido (y su esposo no arruinará el trato inmediatamente con una oferta de apertura) eso es más alto que el máximo que deseas gastar).


No muestres demasiado interés en el artículo por el que negocias, no importa lo desesperadamente que lo desees. Parecer demasiado deseoso le afirma a un mercader especialista que está presto a abonar un centavo para eludir salir sin ese artículo indispensable. En verdad, habrías de estar presto a caminar; cuando lo haga, frecuentemente hallará al mercader que lo prosigue a la calle con una contraoferta nueva y más baja.

No apresure la transacción. Negociar un pacto que funcione para las dos partes puede llevar tiempo, conque disfrute el proceso y prosiga la corriente. (Esto asimismo es una ventaja táctica; si semeja que tiene prisa, el vendedor puede meditar que se conformará con un coste más alto solo para salir de allá).

Dicho esto, si las negociaciones han continuado por un tiempo y ha alcanzado un punto fallecido en los últimos dólares americanos cinco o bien dólares americanos diez de diferencia en el costo, puede ser el instante de dejarlo ir. ¿Qué te arrepentirás más, dejar un recuerdo único de tu viaje o bien gastar varios dólares americanos extra? Recuerde también: lo más probable es que si viaja a un país en desarrollo, probablemente el mercader necesite esos dólares americanos cinco o bien dólares americanos diez más que .

Obtención de sus compras Comienzo
Los adeptos a las compras dedicados saben que deben dejar mucho espacio en sus maletas para adquirir recuerdos, o bien aun empacar una bolsa auxiliar para amoldarse a los extras. Las bolsas de tela son una buena apuesta para servir como su bolsa auxiliar por el hecho de que se pliegan de manera fácil y no ocupan mucho espacio, mas su frialdad las hace apropiadas solo para la ropa sucia y otros artículos indestructibles, no para su nuevo jarro de cerámica. Los artículos valiosos o bien frágiles deben envolverse esmeradamente y guardarse en su equipaje de mano.

Esporádicamente, vas a comprar algo que sea demasiado grande, pesado o bien débil para llevarlo a casa. En estos casos, va a deber decidir entre hacer que la tienda le mande el artículo (lo que no siempre y en todo momento es una alternativa cuando adquiere en comercios más pequeños) y mandarlo mismo.

Si hace que el mercader se ocupe del envío, asegúrese de adquirir un seguro para el artículo, abonar con una tarjeta de crédito y conseguir un recibo detallado que especifique precisamente lo que adquirió y de qué manera se mandará.

Si va a efectuar el envío mismo, empaque el artículo cuidadosamente y etiquete la caja con el contenido del bulto, el valor monetario de esos contenidos y "Adquiere de empleo personal" o bien "Regalo no pedido" (para fines aduaneros). El conserje de su hotel puede mandarle el bulto por correo; de forma alternativa, puede visitar la oficina de correos local o bien buscar la oficina de UPS, DHL o bien FedEx más próxima (visite sus sitios para conseguir una lista de localizaciones). De nuevo, adquiera un seguro para su bulto y pague con una tarjeta de crédito para conseguir la mayor protección.

Deber de pago
De vuelta en su país, sus productos van a deber pasar por la aduana ya antes de poder llevarlos a casa. Por lo general, a los residentes de los EE. UU. Se les deja recobrar un valor de dólares americanos ochocientos de la mercadería de un viaje sin abonar derechos (se aplican numerosas salvedades). Para las mercaderías que manda a casa, hasta dólares americanos doscientos está exento de impuestos. La aduana inspeccionará sus bultos cuando lleguen a los EE. UU., Y si debe abonar un impuesto, va a deber pagarlos cuando se le entregue el bulto.

Silvanaguia de compras en el extranjero
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos