Lo que necesitas saber sobre remodelaciones

Lo que necesitas saber sobre remodelaciones

Lo que necesitas saber sobre remodelaciones

Diseño

Las renovaciones son una etapa en la vida de las personas llena de deseos, tensión, ilusiones, cansancio y por último, satisfacción. Pero para lograr llegar a esa meta es necesario cumplir con lo que estaba planeado a pesar de los contratiempos. Si crees que puedes lograrlo, ya iniciaste con buen pie, sin embargo veamos algunas cosas que necesitas saber y tomar en cuenta antes de realizar una remodelación.



Estos puntos aplican para procesos de remodelación de casas y apartamentos, sean grandes o pequeños de espacio. Así que mucha atención a los siguientes consejos.



¿Qué se necesita para remodelar?



Lo primero que debes hacer es sacar de tu mente la idea de que es necesario ser un experto para realizar una remodelación. La esencia de este proceso reside es en conocer los pasos a seguir y ejecutar de forma adecuada los procesos que implica esta labor.



Esto es importante ya que la inversión de tiempo y dinero que requerirá la remodelación exige que dicha labor llegue a feliz término. Por lo tanto debemos prestar atención a algunos factores muy importantes. Muchos expertos los resumen en 4 etapas:





  • Labores preliminares y análisis de viabilidad


  • Planificación y diseño


  • Contratación


  • Ejecución




Veamos cada una de ellas.



Labores preliminares y análisis de viabilidad



Durante esta etapa se realizara todo lo relacionado a sopesar el proyecto. La etapa de labores preliminares es aquella en la que plateamos la idea, mientras que el análisis de vialidad es lo que nos permitirá determinar si es posible ejecutar dicha idea.



En el análisis de viabilidad se toman en cuenta los factores técnicos, económicos, legales y decorativos. La mayoría de estos influyen en la viabilidad económica pues, si bien nosotros aportaremos la idea otros la ejecutaran, será el presupuesto que tengamos lo que determinará si de verdad es posible llevar a cabo dicho plan.



Para esto es necesario realizar una revisión al inmueble, ver que tan realistas son nuestras expectativas, descartar aquellas que no sean posibles y, una vez determinado todo, podremos avanzar al siguiente paso.



Planificación y diseño



Esta etapa consiste en llevar la idea de nuestro presupuesto y diseños a una escala real. Es decir, sacaremos nuestra idea, nuestros cálculos, y veremos qué tan reales fueron dichos cálculos. Para estipular esto tenemos dos opciones.



La primera consiste en solicitar la ayuda de contratistas, la cuales incluso en la web ofrecen múltiples cotizaciones gratuitas según los parámetros que ellas manejan, parámetros que no conoceremos hasta contratarles, lo cual nos lleva a la siguiente opción, contratar a un arquitecto, una empresa constructora como BFM y a un profesional de interiores.



Estos dos profesionales podrán darte una perspectiva global de lo que requieres, lo que necesitaras y te ayudaran a coordinar el proyecto, estableciendo tiempos para la finalización de cada labor y planes en caso de problemas. Si sus cálculos exceden el presupuesto, puedes ajustarlo con su ayuda, y al lograr obtener una cifra aceptable podemos pasar al siguiente punto.



Contratación



Electricistas, albañiles, jardineros, ayudantes, plomeros y pare de contar posibles profesiones, esta es la parte en la que buscamos a quienes se hagan cargo de llevar a cabo nuestro proyecto. Si bien los especialistas que ya mencionamos nos darán una buena mano a este respecto debemos tener claro algo, su función no es estar dentro del lugar dirigiendo los trabajos, es la de realizarlos.



Para esta parte también podemos valernos de las recomendaciones que podamos recibir de profesionales en decoración y remodelaciones pues brinda más tranquilidad el contar con alguien cuya responsabilidad se pueda corroborar que esperar el resultado de contratar a una persona que nadie conoce.



Lejos de ser discriminatorio, este último señalamiento es para tener presente que quienes decidamos contratar serán responsables de realizar las labores en la medida que sus conocimientos lo permitan pero será nuestra responsabilidad el resultado final.



Ejecución



Es probable que tengamos que poner nuestras propias manos en movimiento para coordinar las actividades a realizar, las cuales trataremos de coordinar con el cronograma pautado. Para esto podremos valernos de las indicaciones recibidas por el arquitecto y el diseñador de interiores.



Vale la pena destacar que, aunque los hemos mencionado en singular, esta labor puede ser ejecutada no por uno, sino por varios (en algunos casos una oficina o firma) profesionales dedicados a estas labores. Por lo tanto el solicitar asistencia de su parte nunca estará de más.



Esto permitirá que podamos seguir con la labor a pesar de enfrentar percances que lleven a improvisar en el camino por las situaciones que puedan presentarse, entre ellas las relacionadas con acabados, ajuste de espacios y condiciones técnicas. Esto implicara algo de paciencia pero valdrá la pena.



¿Y luego?



Tomar en cuenta estos factores le permitirá estar mejor preparado para la labor que deberá ejecutar. Tal vez, por motivos de tranquilidad, prefiera contratar un servicio completo, lo cual le permitiría estar ausente hasta que los trabajos terminen. Si es su deseo puede hacerlo, pero de una vuelta cada tanto, analice el progreso.



El ver cómo avanzan las labores le permitirá hacer las sugerencias pertinentes para resolver algo que según su criterio se desvía un poco del proyecto a la vez que se asegura de la buena ejecución del mismo. De esta forma podrá disfrutar del resultado al lograr plasmar sus deseos desde el plano hacia su hogar.

Tamara Vidal DuarteLo que necesitas saber sobre remodelaciones
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos