Acero quirúrgico y plata de ley, sus diferencias

Acero quirúrgico y plata de ley, sus diferencias

Acero quirúrgico y plata de ley, sus diferencias

Actualidad



El acero quirúrgico y la plata son dos materiales muy utilizados en la joyería, y muy requeridos por el cliente. Aunque sean parecidos, y al ojo poco experimentado puedan parecer lo mismo, no lo son, ya que uno y otro poseen características que los diferencian.





La primera diferencia que puede establecerse es que, mientras la plata es un metal precioso, el acero quirúrgico no lo es. Este último es un material noble, que no se mancha ni se corroe, y es por ello que debido sus cualidades se ha comenzado a emplear desde hace un tiempo en joyería.





El acero quirúrgico ha sido desde siempre utilizado para la fabricación de material quirúrgico, debido a su resistencia a la corrosión, no se oxida ni daña al entrar en contacto con la humedad, el aire o ciertos fluidos.





El acero quirúrgico consiste en una aleación que fue descubierta por el hombre cuando buscaba un material que resistiera el paso del tiempo. En cuanto a datos históricos, se encuentran algunos usos incipientes de este acero en India en el año 400 D.C., pero puede decirse que en 1821 Pierre Berthier descubrió algunas aleaciones de hierro resistentes a los ácidos. Lo que caracteriza al acero quirúrgico es que se compone de materiales que aseguran su dureza, durabilidad, resistencia al desgaste, buen acabado y pulido.





Tal como mencionáramos anteriormente, el acero quirúrgico es un material ampliamente utilizado en medicina, y en infinidad de innovaciones tecnológicas, como por ejemplo, las placas utilizadas en cirugía para ensamblar huesos del cuerpo humano.





Las cualidades de este material tan noble han causado la predilección de los consumidores de joyería, ya que el acero quirúrgico no se mancha ni opaca, y su apariencia no tiene nada que envidiarle al oro blanco. Se pueden encontrar joyas de acero quirúrgico de color plateado, dorado y rosado, los cuales otorgan mucha personalidad a quien las porta.





Por su parte, la plata, y a diferencia del acero quirúrgico, es un metal precioso. Fue descubierta por lo egipcios y los griegos en el año 5000 A.C. aproximadamente.





La plata se encuentra de manera natural en algunos minerales, como la argentita o la cerargirita, u otros que contengan sulfuro de plata.





Al tratarse de un material blando, es preciso mezclarlo con otros materiales para dotarlo de rigidez, y que así sea apto para elaborar piezas.





Seguramente se ha observado en más de una oportunidad que las piezas de plata contienen la leyenda “Plata 925”. La Plata de Ley 925 es aquella que contiene un 92,5% de Plata pura y un 7,5% de otro material, que generalmente es cobre, para dotarlo de mayor dureza.





La plata es un material que se deforma con facilidad, con lo cual si se posee una pieza de plata, es conveniente guardarla por separado para evitar que al chocar con otros objetos pierda su forma.





Además, y a diferencia del acero quirúrgico, es más susceptible a mancharse y perder su color y brillo al entrar en contacto con la piel, con perfumes, o con ciertos medicamentos. La ventaja es que al limpiarse, vuelve a obtener su brillo natural.





Fuente: https://www.mayoristajoyas.com.ar/novedades/acero-quirurgico-y-plata-de-ley-sus-diferencias-8699.html



Mayorista JoyasAcero quirúrgico y plata de ley, sus diferencias
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos