Adhesivos y selladores: semejanzas y diferencias

Adhesivos y selladores: semejanzas y diferencias

Adhesivos y selladores: semejanzas y diferencias

Actualidad



La industria de adhesivos y selladores ha crecido exponencialmente en los últimos años.





De acuerdo a lo informado por la Industria Europea de Adhesivos y Selladores (FEICA), alrededor de cinco millones de toneladas de adhesivos y selladores son utilizados cada año, y dichas cifras se encuentran en crecimiento constante.





Sumado a esto, el mercado de adhesivos y selladores se ha diversificado, y hoy en día los fabricantes ofrecen más de 250.000 productos diferentes para varias aplicaciones.





Tanto los adhesivos como los selladores juegan un papel muy importante en la vida cotidiana de las personas. La tecnología ha mejorado notablemente a dichos productos, incorporando adhesivos y selladores que mejoran la fijación, incluso en condiciones climáticas extremas. Los adhesivos fabricados en base a agua y fusión en caliente se encuentran ganando espacio por sobre los fabricados a base de solventes, evidenciándose esto con más fuerza en los países desarrollados.





Es importante destacar que, mientras adhesivos y selladores tienen en común la característica de ser materiales no metálicos, que poseen la función de mantener las cosas unidas, poseen también diferencias.





El adhesivo posee la capacidad de unir dos o más materiales por la superficie, esto es la adherencia, y la fuerza interna (cohesión).





El sellador, en cambio, es un material suave y flexible que une dos superficies y cumple la función de rellenar el espacio existente entre ellas, para evitar la entrada y salida de fluídos o gases.





En el mercado pueden encontrarse varios tipos de adhesivos, los cuales se clasifican según su base de fabricación. Así, existen adhesivos con base agua, con base solvente, líquidos, sólidos, naturales y sintéticos. Tal como decíamos anteriormente, los adhesivos con base agua se encuentran ganando terreno en el mercado por sobre aquellos con base solvente.





Esto se debe a dos razones. Una, a la mayor versatilidad de los productos a base de agua, y otra, la existencia de mayores regulaciones en cuanto a la emisión de compuestos orgánicos volátiles, que provoca que los fabricantes se encuentren en constante investigación para la elaboración de productos más amigables con el medio ambiente.





Asimismo, pueden encontrarse adhesivos más modernos, como es el caso de los adhesivos estructurales, los cuales son muy fuertes, y se hace cada vez más imprescindible su uso en la industria y en la construcción.





En relación a los selladores, éstos también admiten una clasificación. Los selladores de poliuretano son utilizados para el sellado de vidrios frontales y laterales de vehículos, ventanas y puertas. Luego se encuentran los selladores anaeróbicos, los cuales se utilizan en la fijación de tornillos y tuberías. Los selladores con base de silicona encuentran infinidad de aplicaciones, gracias a sus propiedades medioambientales, y resistencias químicas y físicas.





Los selladores de epoxi y poliéster son utilizados, por su parte, en cavidades y fisuras de piezas plásticas. Los selladores de butilos, por último, se presentan como masillas moldeables o cintas sólidas que no precisan tiempo de curado, aplicándose directamente sobre la unión.





Como conclusión, puede decirse que adhesivos y selladores desempeñan papeles similares, siendo la principal diferencia que los selladores poseen mayor capacidad de elongación que los adhesivos.





Fuente: https://www.herramat.com/novedades/82/adhesivos-y-selladores-semejanzas-y-diferencias/



HerramatAdhesivos y selladores: semejanzas y diferencias
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos