Algunos consejos para elegir un monitor

Algunos consejos para elegir un monitor

Algunos consejos para elegir un monitor

Actualidad



Tanto si se posee un monitor pequeño, como si se desea contar con otro monitor auxiliar a la hora de diseñar, resulta importante analizar ciertos aspectos imprescindibles a los efectos de comprar un buen monitor a un precio razonable.





En caso de que no se desee invertir mucho dinero en un monitor, es dable considerar a los monitores de segunda mano. Así, muchos diseñadores los ponen en ventar al cambiar sus equipos, y pueden conseguirse muy buenos ejemplares a un precio más que conveniente.





Es importante tener en cuenta ciertos aspectos al momento de elegir un monitor de segunda mano, a saber:







  1. Tamaño: lo más común es encontrar monitores con una diagonal de entre 21 y 27 pulgadas, pero si se está buscando un monitor por un bajo costo se deberá apostar a monitores que cuenten con pantallas de 21 a 23 pulgadas. Para un uso corriente del monitor, esto es, no destinado a diseño o realización de videos, un monitor de 21,5 pulgadas será suficiente, y se podrá acceder a un modelo económico que otorgará la posibilidad de instalar cualquier programa y correr cualquier sistema operativo.


  2. Tipo de Panel: según la tecnología empleada, pueden encontrarse varias pantallas:






TN+FILM: es la tecnología más económica y rápida; la desventaja reside en que la imagen       global que ofrece es de baja calidad.





VA: otorga los mejores resultados en brillo y contraste. Su tiempo de respuesta es menor que las IPS pero mayor que las TN





IPS: posee la mejor calidad de imagen, pero su tiempo de respuesta es muy largo.





SUPER PLS: son más caras y poseen buena calidad de brillo y nitidez, y reproducen las formas de la manera más realista posible. Si se tiene la posibilidad de comprar un monitor de segunda mano de esta tecnología es altamente recomendable.







  • Resolución: la misma se refiere al número máximo de píxeles que puede albergar en vertical una pantalla. Así, cuanto más alta sea la resolución mayor será la calidad de la imagen.






1080p: posee una buena claridad a un precio razonable. Pero es recomendable sólo si se trata de monitores chicos, esto es, para pantalla de 21 a 24 pulgadas.





1440p: es ideal para gamers, pero posee el inconveniente que no carga bien la tarjeta gráfica.





4k: también ideal para gamers, y mejor que la anterior ya que permite cargar a la perfección la tarjeta gráfica.







  • Conexiones: al momento de adquirir un monitor es importante saber con cuántos conectores cuenta para poder conectar los distintos dispositivos:






HDMI: son los más frecuentes, y permiten conectar la pantalla a la computadora o a otro monitor.





DISPLAY PORT: se utiliza para transmitir un video desde la computadora a la pantalla.





USB: para conectar una webcam o una memoria externa.





VGA: ya no es utilizado, ha sido sustituido por el HDMI





MHL: se utiliza para conectar tablets o Smartphone compatibles.





MINIJACK: se encuentran en los monitores que poseen altavoces integrados. Permite incorporar auriculares u otras fuentes externas de sonido.







  • Imagen: a los efectos de determinar la calidad de imagen de un monitor se deben tener en cuenta ciertos parámetros:


  • Uniformidad de color y grises


  • Poco tiempo de espera: esto evitará desenfoques cuando las imágenes se encuentran en movimiento.


  • Pantalla modo 24p: ofrece 24 fotogramas por segundo. Permite la reproducción de la imagen con un estándar similar a la de un cine.


  • Ángulos de visión: cuanto más amplios sean estos, se podrá ver mejor la imagen desde distintas posiciones. Se aconseja optar por modelos que posean más de 170 grados de ángulo.


  • Niveles de brillo y contraste: el valor correspondiente al nivel mínimo de brillo que posee una pantalla es de 250 cd/m2. En la actualidad, los monitores de alta gama poseen un nivel de brillo de entre 300 y 350 cd/m2.






El contraste, por su parte, se refiere a la diferencia entre el blanco y el negro que una pantalla debe reconocer. Los fabricantes señalan que el valor real debe ser superior a 1000:1 para que el usuario pueda obtener una buena experiencia.







  • Pantalla táctil y 3D: el inconveniente reside en que el precio de los mismos se encarece, pero si se opta por elegir una pantalla táctil o 3D, lo óptimo es posean al menos 10 puntos de presión simultáneos y reconocimientos de gestos avanzados, similares a los que podrían encontrarse en un Smartphone.


  • Otro punto importante a considerar se relaciona con la ergonomía, esto es, la capacidad de inclinación que el monitor posee. Esto es importante, máxime si se trata de un monitor para trabajar, permitirá hacerlo de manera más cómoda sin afectar la posición de la espalda.






Fuente: https://dwvisual.com.ar/



DWVisualAlgunos consejos para elegir un monitor
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos