Servidores en la nube

Servidores en la nube

Servidores en la nube

Tecnología

Un servidor es un nodo que forma parte de una red cuya función es administrar un determinado número de máquinas existentes en una red. Los servidores físicos fueron, en su momento, un éxito rotundo rebajando costos, esfuerzo humano, y sobretodo ahorrando tiempo. Factores estos que fueron muy importantes para las empresas en su momento pero en la actualidad las cosas han cambiado.



Actualmente, no nos basta con tener servidores físicos para un edificio o dos porque necesitamos intercambiar información con miles de usuarios de cualquier parte del mundo.



Para ello, necesitaríamos miles de servidores físicos en uso y esto aumentaría el gasto. De modo que, a medida que la empresa creciera, resultaría imprescindible aumentar la cantidad de servidores. Desde el punto de vista económico y técnico no sería viable. La solución descansa en soluciones alternativas más económicas, rápidas y seguras.



La computación en la nube es un modelo que está revolucionando el manejo de la tecnología en las empresas, ya que se paga por lo que se consume, en lugar del modelo anterior en el que cada compañía debía instalar sus propias infraestructuras y su propio software. Esto supone una gran ventaja para la pyme porque no tiene que adquirir licencias ni máquinas ya que solo paga por la infraestructura como un servicio (IaaS).



Entendemos por IaaS, el entorno informático virtualizado que un proveedor ofrece como un servicio a través de Internet. La infraestructura puede incluir servidores, equipos de red y software. Se denomina también hardware como servicio (HaaS)



Ventajas de los servidores en la nube







  • rapidez y eficacia


  • adaptabilidad, desde la configuración hasta la facturación


  • reducción de inversión y de costes


  • SSD de alto rendimiento para tu empresa


  • asistencia técnica exclusiva


  • administración simplificada para el departamento de TI de la empresa






Diferencias entre servidores físicos, servidores virtualizados y en la nube



Los servidores locales, a diferencia de los servidores en la nube, tienen altos costes que proceden de las licencias y los servicios que deben de pagar las empresas. Con los servidores físicos, a diferencia de lo que ocurre con los servidores en la nube, si ocurre cualquier problema de hardware, éste, lógicamente ha de ser reparado. Además, la empresa, con  los servidores físicos, debe reservar un espacio para alojarlos, algo que no pasa con los servidores cloud.



En lo que se refiere al acceso remoto, con los servidores físicos sí que existe acceso remoto pero es limitado y, claro, tiene un precio extra. En el caso de la nube, en principio, no hay problemas de espacio.



Los servidores virtualizados son los que reúnen las ventajas de ambos: los servidores cloud y los físicos. Este tipo de servidores son realmente potentes, pues son capaces de ejecutar múltiples sistemas operativos y aplicaciones simultáneamente en el mismo servidor, con lo que se reduce el número de servidores y se reduce la gestión. El inconveniente: los costes no son tan asumibles para la pyme, como los costes que genera un servidor en la nube.



El servidor de Azure



Windows Azure, como otros proveedores de almacenamiento cloud, parten de la filosofía del “pago por uso” con una tarifa basada en los minutos utilizados.



Las empresas pueden extender sus centros de datos hacia la nube gracias a Red virtual, ampliando su entorno de TI local a la nube, de forma muy similar al modo en que configura y se conecta a una sucursal remota.
Azure puede integrarse con herramientas como: máquinas virtuales; aplicaicones en la nube o express Route.



Seguridad en la nube: ventajas y desventajas



Ventajas







  • Los estándares de seguridad de datos son más altos en el entorno del proveedor que en la empresa, sobre todo si el proveedor en la nube cuenta con las normas ISO y otros estándares clave de la industria


  • El proveedor en la nube tiene mejores recursos físicos y financieros


  • La tranquilidad de saber que los datos siempre estarán disponibles, aunque el trabajador pierda su portátil con datos clave


  • El proveedor de servicios en la nube seguramente disponga de mejores recursos físicos y financieros de los que tiene tu empresa






Desventajas







  • Los respaldos de datos automáticos, así como los altos niveles de seguridad no están garantizados, si no se implementa la diligencia


  • Los datos de la empresa están almacenados fuera de la red de la empresa, algo que en algunos casos puede suponer infringir la ley






Una buena opción para las empresas



Mover tu centro de datos fuera del edificio físico de tu empresa combinando (según las posibilidades), las plataformas de Azure IaaS, PaaS y SaaS



De este modo se reduce el número de servidores virtuales que mantener sin tener que eliminar las aplicaciones en las que confías.



En resumen, tener un servidor en la nube, reportará a tu empresa múltiples ventajas, además de entrar de lleno en la era de la transformación digital con la adopción del cloud computing.



Solo las empresas del siglo XXI, las que agilizan sus procesos operativos para abrazar la transformación digital podrán ser competitivas en sus respectivos sectores.



Y es que, aspectos como el alto número de costes para la empresa o la incertidumbre que crea la constante evolución tecnológica provocan que la adquisición y el mantenimiento de infraestructura on-premise sea una opción discutible.



¿Qué tipo de servidor tiene tu empresa?. Si quieres saber las ventajas de tener un servidor en la nube, echa un vistazo a Windows Azure y a nuestro software de gestión ERP en la nube Horus.



Fuente:  Microsoft Azure.

Nubit ConsultingServidores en la nube
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos