Traducción jurada: preguntas frecuentes

Traducción jurada: preguntas frecuentes

Traducción jurada: preguntas frecuentes

Negocios

¿Qué es una traducción jurada?
La traducción jurada es un servicio de traducción de carácter oficial que únicamente puede realizarse por traductores jurados con el correspondiente título concedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España.

Los documentos emitidos por los traductores jurados, a diferencia de las traducciones convencionales, tienen validez legal ante los organismos oficiales. Además, cuentan con varios rasgos diferenciadores que los hace únicos: llevan certificación, sello y firma del traductor jurado que, así, se hace responsable jurídicamente de la fidelidad de la traducción.

Las traducciones oficiales deberán estar acompañadas, además, de una copia del original que tendrá que ir sellada y con la fecha correspondiente.

¿Qué diferencia a un traductor jurado de un intérprete jurado?
Los traductores jurados transfieren textos escritos de un idioma a otro mientras que, los intérpretes jurados, son requeridos para realizar traducciones orales en juicios, bodas entre extranjeros en el registro civil, interrogatorios policiales... ya sea presencialmente o a través del teléfono.

Además, a diferencia de los intérpretes jurados, únicamente los traductores están autorizados para estampar sus textos con el sello oficial.

¿Cuándo se necesita una traducción jurada?
Una traducción jurada es necesaria cuando se realiza para ser presentada para su reconocimiento ante las autoridades u organismos oficiales de un país. Son traducciones de certificados de estudios, pasaportes, libros de familia, contratos, patentes o permisos de trabajo, entre otros.

¿Dónde puede ejercer un traductor jurado su profesión?
Todo traductor jurado que ha obtenido el título oficial en España, puede ejercer su profesión en todo el territorio nacional. Esto facilita el trabajo a muchos traductores que deciden trabajar a distancia y remitir las traducciones vía correo o mensajería.

El único requisito que deben cumplir es el de notificar su lugar de trabajo habitual al Ministerio correspondiente. El objetivo de esta medida es mantener actualizada la lista oficial de traductores del tablón de MAEC organizado por provincias.

Los traductores jurado están autorizados, además, a realizar su actividad en el extranjero tal y como está reconocido en el Real Decreto relativo a los traductores jurados del 2009. En tal caso, los traductores aparecerían en lista oficial bajo el epígrafe de su país de residencia.

Fuente Comunicae

ComunicaeTraducción jurada: preguntas frecuentes
posicionamiento en buscadores