Nuevos horizontes en la prevención y el tratamiento personalizado de las enfermedades neurodegenerativas

Nuevos horizontes en la prevención y el tratamiento personalizado de las enfermedades neurodegenerativas

Nuevos horizontes en la prevención y el tratamiento personalizado de las enfermedades neurodegenerativas

Salud

Las enfermedades de Alzheimer y Parkinson son los dos trastornos neurodegenerativos más importantes y principales causas de discapacidad en países desarrollados. El Alzheimer afecta a 50 millones de personas en el mundo, con un coste medio paciente/año de 20.000 euros; el Parkinson presenta una prevalencia superior a los 1.700 casos por 100.000 habitantes en la población mayor de 65 años. Ambas enfermedades han sido tema prioritario de debate científico en la IV Reunión de la Asociación Mundial de Medicina Genómica (World Association of Genomic Medicine, WAGEM), presidida por el Dr. Ramón Cacabelos, Catedrático de Medicina Genómica y Presidente del Centro de Investigación Biomédica EuroEspes, de La Coruña.

Las conclusiones alcanzadas en este evento científico fueron (i) estas enfermedades resultan de la confluencia de factores genéticos, epigenéticos y medioambientales; (ii) los trastornos neurodegenerativos asociados al Parkinson y al Alzheimer están destruyendo nuestras neuronas varias décadas antes de que den síntomas; (iii) se necesitan biomarcadores predictivos para identificar a la población de riesgo antes de manifestarse la enfermedad; (iv) los tratamientos deben orientarse a proteger las neuronas frente a un proceso de muerte prematura más que a tratar síntomas; y (v) todos los tratamientos deben personalizarse en base al perfil farmacogenético de cada paciente.

En este contexto, los científicos del Centro Médico EuroEspes presentaron nuevos avances en la vacuna EB-101 contra el Alzheimer. El Dr. Iván Carrera presentó los primeros estudios con Atremorine, un nuevo producto para la prevención y tratamiento de la enfermedad de Parkinson, que protege las neuronas dopaminérgicas dañadas; el Dr. Cacabelos mostró los primeros resultados clínicos con Atremorine, recientemente publicados en el Journal of Genomic Medicine and PharmacoGenomics y en el Journal of Exploratory Research in Pharmacology.

El Dr. Juan Carlos Carril y el Dr. Óscar Teijido enfatizaron sobre el papel de la genómica y la epigenética en el riesgo de ictus y enfermedades degenerativas, respectivamente. El Dr. Andrius Baskys, de California, presentó un estudio en USA en el que se demostró que los psiquiatras norteamericanos mejoraban su precisión terapéutica en el tratamiento de enfermos psiquiátricos cuando personalizaban la prescripción de psicofármacos mediante el uso de procedimientos farmacogenéticos. Otro problema de creciente interés es la neurodegeneración que sigue a los microtraumatismos cerebrales, tema abordado por el Dr. Steve Sclan, de Florida.

El Dr. Cacabelos hizo eco de la preocupación de la comunidad médica y las familias por la falta de tratamientos específicos para el Alzheimer, basándose en el hecho de que la industria farmacéutica ha sido incapaz de obtener un solo fármaco eficaz, tras más de 400 ensayos fallidos con moléculas nuevas en los últimos 15 años. También hizo hincapié en la conveniencia de personalizar el tratamiento del Parkinson para disminuir la toxicidad y los efectos secundarios que generan los medicamentos antiparkinsonianos en pacientes condenados a consumirlos de por vida; pero, sobre todo, dejó claro que la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas sólo será efectiva interceptando el proceso de muerte neuronal con estrategias preventivas en la población de riesgo años antes de que la enfermedad se manifieste clínicamente.

Fuente Comunicae

ComunicaeNuevos horizontes en la prevención y el tratamiento personalizado de las enfermedades neurodegenerativas
posicionamiento en buscadores