'Tras la estela de las monta√Īas voladoras', un viaje vital por el Himalaya

'Tras la estela de las monta√Īas voladoras', un viaje vital por el Himalaya

'Tras la estela de las monta√Īas voladoras', un viaje vital por el Himalaya

Estilo de vida

Tras la estela de las monta√Īas voladoras es la nueva novela de Francisco Po de Egea. En ella, el lector asiste a un viaje vital del protagonista donde los errores y las cadenas del pasado le oprimen ahora con m√°s fuerza que nunca en la imprevisible monta√Īa. Francisco se encuentra junto a su porteador y gu√≠a Pemba en una nueva jornada de trekking por el Himalaya. El temporal de nieve empieza a empeorar y deben regresar, aunque su camino hacia el puerto est√° resultando m√°s costoso de lo que cre√≠an. Las duras condiciones de la monta√Īa se hacen cada vez m√°s palpables, son m√°s extremas. Entonces, algo inesperado sucede: frente a ellos, un escalador se halla tendido en el suelo al borde de la congelaci√≥n. Francisco decide quedarse con √©l mientras Pemba va a buscar ayuda, pero ¬Ņpodr√°n sobrevivir en un entorno tan hostil?

Con este punto de partida, Tras la estela de las monta√Īas voladoras presenta una lectura cuanto menos prometedora. Fascinado por la belleza del Nanda Devi, el pico m√°s alto y legendario de India, Francisco emprende rumbo hacia el mismo, pero pronto descubrir√° que hasta la m√°s hermosa de las visiones puede convertirse en un monstruo implacable cuando las circunstancias le llevan al extremo, f√≠sico y mental. Frente a los ojos de la 'diosa de la felicidad' ‚Äďsignificado de Nanda Nevi‚Äď, se encontrar√° haciendo repaso de su vida junto al escalador desconocido, al que decide apodar Jack. Infinidad de flashbacks vendr√°n a su cabeza mientras sentimientos contradictorios retumban en su interior, fustig√°ndole, martilleando todo su cuerpo como el fr√≠o y el fuerte silbido del viento.

'Vigilante de nuestras angustias o inspiradora de nuestras esperanzas', eso es en lo que se convierte la monta√Īa para los protagonistas. Y ah√≠, junto Francisco y Jack, se encuentra el lector, sintiendo la atm√≥sfera de hielo, sufriendo la angustia de la incertidumbre, de no poder volver a casa. El protagonista le invita a pasear a trav√©s de sus memorias, habl√°ndole de ellas como una confesi√≥n √ļnica entre ellos. Recuerdos, conversaciones y cartas se mezclan en la narraci√≥n convirtiendo la lectura en una experiencia deleitosa y amena. El pasado y el presente se mezclan en la novela de Francisco Po Egea con destreza, con ritmo y paso firme.

En Tras la estela de las monta√Īas voladoras, se revelan los altibajos de Francisco con √örsula, su novia alemana. Puede comprobarse c√≥mo la distancia va quebrando sin miramientos la relaci√≥n, apagando el amor con los viajes, las separaciones y las diferencias de car√°cter. Un amor que podr√≠a marchitarse definitivamente sin el contacto diario, sin la vida en com√ļn. De igual manera, resulta conmovedora su relaci√≥n con la fr√°gil y desprotegida Monique. Y tambi√©n se empatiza con ese Francisco joven, ese perezoso estudiante que al final se convirti√≥ en un gran directivo, pero al que su impulso por seguir creciendo, por descubrir, lo lleva a dar un cambio radical a su vida.

Los viajes en solitario sirven de catalizadores en procesos de cambio. Son un auténtico punto de inflexión, una clara diferencia entre el antes y el después. Originan un cambio interior que nos hace descubrirnos a nosotros mismos de una manera imposible de sentir en un trabajo normal, en una vida rutinaria o al viajar con otras personas.

Los trajes y los zapatos han sido sustituidos por los pantalones de pana, los abrigos y las botas de monta√Īa. En cambio, el mayor reto al que deber√° enfrentarse ahora es su propia subsistencia. Por un lado, tendr√° que sobrevivir a las condiciones temporales y, por otro lado, luchar√° por sobrevivir a las circunstancias personales. La tienda de campa√Īa es el lugar de protecci√≥n y, al mismo tiempo, el espacio ‚Äďreducido, inc√≥modo y atormentador‚Äď en el que los recuerdos se apilan y acechan.

Francisco Po Egea descubre al lector un nuevo mundo que se abre ante √©l en Tras la estela de las monta√Īas voladoras. Entre sus m√ļltiples trabajos en revistas prestigiosas como Viajes del National Geographic, el suplemento de El Pa√≠s o Viajar ‚Äďlos cuales le han valido diversos premios‚Äď, el autor se lanza ahora a la literatura con esta novela emocionante, cercana y seductora. No solo se trata de una lectura entretenida, sino que, adem√°s, el lector podr√° disfrutar doblemente de ella al percibir la gran labor que hay detr√°s, la deliciosa narrativa de Francisco Po Egea y su pasi√≥n por aquello sobre lo que escribe. En palabras de la propia √örsula: ‚Äúamor, paciencia y constancia son lo m√°s importante‚ÄĚ. Y Tras la estela de las monta√Īas voladoras a√ļna todo eso para llevar al p√ļblico al Himalaya y lograr que se quede all√≠ a explorar el mundo de Francisco. Pues, al igual que √©l, las personas se cuestionan, toman decisiones duras y, en resumen, van en busca de la felicidad.

Creo que los hombres tambi√©n nacemos con alas o, al menos, con un germen all√≠ recogido entre los omoplatos. Una educaci√≥n conservadora, las convenciones sociales y religiosas, las pol√≠ticas de los dirigentes, el conformismo, se al√≠an para impedir su desarrollo. Hay que liberarse. Adem√°s de a los maestros, hay que leer y escuchar a los heterodoxos y a los estetas, a los rebeldes y a los iconoclastas. Son ellos los que cambian las cosas. Hay que viajar, conocer el mundo con el cuerpo y con el esp√≠ritu, sin compa√Ī√≠a ni ataduras y sin fecha de regreso. As√≠, poco a poco, desplegaremos nuestras alas.

Fuente Comunicae

Comunicae'Tras la estela de las monta√Īas voladoras', un viaje vital por el Himalaya
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos