Mitos y verdades de la electroestimulación

Mitos y verdades de la electroestimulación

Mitos y verdades de la electroestimulación

Estilo de vida

En este artículo quiero tratar el tema de la electroestimulación muscular, haciendo mención a falsos mitos y verdades sobre este tema con el objetivo de que el lector adquiera un mayor conocimiento sobre el mismo.



Pero antes de comenzar con el listado, voy a hacer una breve introducción al tema.



La electroestimulación muscular es una técnica que consiste en utilizar corrientes eléctricas controladas con el fin de ayudar a contraer los músculos de una forma similar a como lo hace el propio cuerpo humano (concretamente el encargado de hacerlo es el sistema nervioso central). El objetivo de los electroestimuladores es estimular las fibras musculares que en ocasiones es muy difícil de hacerlo mediante un ejercicio convencional, potenciando los resultados de este.



Ahora que ya posees esta breve y sencilla definición, paso a citar los mitos y verdades sobre la electroestimulación muscular:



 



1.     Te vas a poner en forma desde el sofá



Es verdad que con sólo utilizar los electroestimuladores, el cuerpo va a notar sus efectos positivos. Vas a quemar calorías, vas a incrementar el nivel de testosterona, vas a estimular los diferentes grupos musculares y sus fibras. Pero no es la solución para pasar de un cuerpo con unos pesos de más o sin tonificar, a un cuerpo escultural.



Para conseguir esto último, es imprescindible combinarlos con ejercicios de fitness o prácticas deportivas. Es la combinación la que genera los resultados esperados.



Por tanto, esta afirmación es falsa.



2.   No es necesario estar en forma



Siguiendo con el hilo del anterior punto, otro falso mito es creer que cualquier persona bajo cualquier condición física lo puede utilizar y va a obtener un resultado positivo.



Como ya he comentado, no es lo mismo partir de una buena condición física, en tu peso ideal, que lo que buscas es tonificar y fortalecer la musculatura, que partir de un sobre peso y un mayor volumen del recomendado, porque entonces tendrás que hacer un trabajo previo de quemar grasas, bajar de peso y esto se consigue haciendo deporte.



3.   Puedes realizar trabajos específicos



 



Lo que sí que es verdad, es que puedes desempeñar trabajos específicos en los grupos musculares que necesites, estimulando esas fibras concretas.



Esto es ideal para ayudar a recuperarte de una lesión específica o para mantener el trabajo de músculos que por una lesión, no te permiten realizar la práctica deportiva, y con la electroestimulación puedes seguir trabajando el resto de músculos y mantener la condición.



4.   Vas a perder peso



Otro mito es pensar que con el uso de electroestimuladores vas a comenzar a perder peso y que vas a conseguir un super cuerpo. Si no lo acompañas de ejercicio físico y también de una dieta equilibrada no lo vas a conseguir, o no lo que esperas.



Como he ido comentando a lo largo del artículo, para conseguir un resultado bueno y notable, es fundamental combinar ejercicio + dieta + electroestimulación.



Si de esos tres pilares sólo llevas a cabo uno, estará coja la pata y no conseguirás el objetivo propuesto.

ElectrotensMitos y verdades de la electroestimulación
posicionamiento en buscadores