Salud Sexual Olvidada

Salud Sexual Olvidada

Salud Sexual Olvidada

Salud

Casi todos nos preocupamos mucho por nuestra salud física, cuando tenemos un dolor muscular solemos ir sin reparo a un fisioterapeuta a que nos ayude con la dolencia o simplemente a que nos diagnostique. Cuando tenemos muchos dolores de cabeza acudimos a un médico de familia para que nos chequee y verifique que nos sucede. Estos son algunos ejemplos de cómo la mayoría de nosotros cuidamos nuestro cuerpo.



 



Llegados a este punto podemos entrar en el eterno debate de si cuidamos de igual manera nuestra salud mental, es decir, nuestra felicidad, estrés, alegría, motivación… ¿vamos al psicólogo cuando no estamos muy felices? Normalmente no. Siendo la mente mucho más importante que el cuerpo, cuidamos más el cuerpo que la mente: Dietas, Gimnasio, Quiromasajes, Depilaciones…. Cuidamos lo que se ve… pero solemos descuidar lo que no se ve. Nuestro interior.



 



Existe un punto en nuestra vidas diaria que une cuerpo y mente, un tema que habita en la frontera de ambos y que por ende, aun que le damos muchísima importancia social, realmente poco hacemos por su bienestar. Nos referimos a la salud sexual. La mayoría de las personas solo acude a un experto cuando tiene problemas demasiado graves o cuando busca un objetivo concreto como es el tener un niño, pero pocos son los que se preocupan por tener más y mejor satisfacción en su vida sexual.



 



Con la llegada de internet todos tenemos más asequible, discreto y anónimo el asesorarnos y preocuparnos de nuestra felicidad sexual, un ejemplo de esto puede ser el auge de los sexshop online, tiendas especializadas en la venta y asesoramiento de productos eróticos. Cuando hablamos de sexshop la mayoría se imagina un mundo lleno de penes de goma y artilugios grotescos. Nada más lejos de la realidad: Un sexshop tiene artículos imprescindibles para la salud y el bienestar de las personas, pondremos 2 ejemplos:



 



Lubricantes: Muchas personas llegadas a una edad dejan de lubricar total o parcialmente. Esto nunca puede ser un motivo para abandonar la práctica sexual ya que esto puede deteriorar anímica y físicamente. La solución es tan sencilla como comprar un buen lubricante



 



Perdidas de orina o falta de orgamos: Otro ejemplo es el de muchas mujeres que con el tiempo o tras parir varios hijos comienzan a tener pérdidas de orina o falta de orgasmos, esto es provocado por la distención de músculos en la vagina, los cuales pueden tonificarse fácilmente con unas bolas chinas.

CerotecSalud Sexual Olvidada
posicionamiento en buscadores