Un icono americano que resurge con fuerza: la silla Adirondack

Un icono americano que resurge con fuerza: la silla Adirondack

Un icono americano que resurge con fuerza: la silla Adirondack

Tiempo libre

En los tiempos que corren y sumidos en una pandemia que no parece tener fin, las autoridades nos recomiendan reducir al máximo la vida social y permanecer en casa el mayor tiempo posible para evitar así la propagación del virus.



Los meses de confinamiento forzado han propiciado que muchas personas se diesen cuenta de que su casa no era todo lo cómoda que ellos pensaban y ello les ha llevado a realizar algunos cambios y reformas para subsanar algunas carencias para disfrutar de su hogar al máximo.



Los afortunados propietarios de casas con terraza o jardín seguramente han sobrellevado mejor el confinamiento al disponer de espacios al aire libre y hasta el más pequeño de los balcones ha sido aprovechado y valorado. Hay que tener en cuenta que los muebles para el exterior tienen que ser de buena calidad y fabricados en materiales que puedan aguantar las inclemencias del tiempo sin estropearse.



Casa Bruno, especialista en muebles de exterior y ventiladores americanos desde 1998, goza de una gran reputación forjada a través de muchos años ofreciendo a sus clientes productos originales, de excelente calidad y destinados a durar muchos años.



Los muebles americanos de Polywood de Casa Bruno destacan por su comodidad, variedad de acabados y gran resistencia a la intemperie y entre todos ellos cabe destacar un sillón que alegra cualquier espacio exterior e invita a sentarse relajadamente a disfrutar de una agradable tertulia con nuestra bebida favorita apoyada en uno de sus anchos reposabrazos o simplemente observar la puesta de sol: la silla Adirondack.



Un icono americano que resurge con fuerza: la silla Adirondack



La silla Adirondack es un icono de la cultura estadounidense tremendamente popular en todos los Estados Unidos y también en América Central y el Caribe.



 Cuenta la historia que su inventor Thomas Lee, natural del Estado de Massachussets, acostumbraba a pasar largas temporadas en la casa familiar de Westport y fue durante un verano cuando sintió la necesidad de sentarse cómodamente en el exterior a admirar el majestuoso paisaje de las montañas Adirondack y no encontrando la silla adecuada se dispuso a diseñarla él mismo. Entre los años 1900 y 1903 fabricó varios prototipos de lo que él consideraba la silla perfecta que tendría que ser robusta, equilibrada y muy cómoda, con amplios reposabrazos, un respaldo alto y un asiento inclinado (el asiento y el respaldo inicialmente estaban hechos de una sola pieza de madera).



El carpintero local la mejoró haciendo que respaldo y asiento se fabricasen con varios listones en lugar de con una sola pieza. Los habitantes de la zona empezaron a pedirla en grandes cantidades y su fama se extendió rápidamente por todo el país.



 Aunque las sillas Adirondack originales estaban fabricadas en madera, en la actualidad también se fabrican de otros materiales con el aspecto y calidez de la madera natural pero mucho más duraderos y que necesitan escaso mantenimiento. Es el caso del PEAD (poliuretano de alta densidad) de Polywoodョ, que es un material elaborado a partir de envases de plástico reciclados, por lo que además es ecológico.



Les invitamos a visitar nuestra amplia exposición en el polígono de Son Bugadellas de Santa Ponsa en Mallorca, donde podrán apreciar la belleza y comodidad de nuestras originales sillas Adirondack americanas de Polywood por supuesto cumpliendo con todas las medidas de higiene para su seguridad y la nuestra.



También puede verlas, consultar toda la información sobre ellas y realizar cómodamente su compra a través de nuestra página web o por teléfono. Realizamos envíos a toda España y Europa.



Www.casabruno.com



 



CASA BRUNO



C/ Illes Balears, 62



Santa Ponsa



Tel. 971699273

Casa Bruno, SLUn icono americano que resurge con fuerza: la silla Adirondack
posicionamiento en buscadores