5 medidas preventivas ante la amenaza de la okupación

5 medidas preventivas ante la amenaza de la okupación

5 medidas preventivas ante la amenaza de la okupación

Actualidad

Desde hace algún tiempo, se genera una situación que tiene muy preocupados a los dueños de inmuebles vacíos y es la ocupación ilegal. Para dejar claro, ocupar una vivienda de manera ilegal es un delito. Lo anterior, no impide que, en muchos lugares de España, la denominada “okupación” se esté convirtiendo en algo totalmente normal.



Los propietarios de las viviendas que son ocupadas pasan por un calvario al intentar que las personas se marchen de su propiedad. Y es que la ley es muy flexible en estos casos, por lo cual se convierte en parte del problema. Algunas estadísticas aseguran que más de 100.000 viviendas se encuentra en situación de okupación en todo el país.



Las ciudades más afectadas son Madrid y Barcelona. La crisis actual del coronavirus ha hecho que esta situación se agrave mucho más, por lo cual cada día vemos cómo más y más viviendas están siendo ocupadas.



En el siguiente texto te damos algunos consejos para que puedas evitar la ocupación ilegal.



Alquiler de propiedad



Usualmente una de las maneras más sencillas de evitar la ocupación ilegal es alquilando el piso vacío de nuestra propiedad. Para nadie es un secreto que este es un gran problema que aún la ley no resuelve del todo, por esa razón lo mejor que puedes hacer es quitar la tentación del medio y ganar algún dinero en el camino. Aunque sabemos que el algo complejo, sobre todo si cuentas con esa segunda residencia como lugar de vacaciones.



De ser así, es recomendable que hagas contratos cortos para que tu casa no esté mucho tiempo ocupada por otras personas o, en su defecto, que las temporadas de vacaciones sean los únicas donde no rentas. Ponla en marcha y verás que es una de las mejores formas para resolver dicho problema.



Extrema los cuidados



Si te decides por alquilar tu vivienda, te recomendamos que extremes los cuidados. En muchas ocasiones, los carteles no solamente sirven para mostrar el interés que tenemos de rentar nuestra casa, sino que se vuelven en una de las formas más sencillas de que los okupas sepan cuáles viviendas se encuentran vacías.



Para evitar esto, lo mejor que puedes hacer es que publiques tu vivienda en la red. Aunque es verdad que algunos okupas revisan los avisos en la red, la mayoría de ellos no lo hacen, por eso es una protección extra.



Aparentar que tu vivienda se encuentra ocupada



Para evitar que ocupen una residencia de nuestra propiedad en la cual no nos encontramos, es importante que no des muchas pistas sobre tu ausencia. Algunos consejos sencillos son vaciar el buzón para que no se llene de correspondencia, cuidar tus plantas en caso de tenerlas en el exterior. En caso de contar con un piso, te recomendamos que cambies la posición de las ventanas. Déjalas entreabiertas, eso será señal de que alguien se encuentra en su interior. Recuerda que tu objetivo final es aparentar que alguien está en la propiedad y que los ocupas desistan en su objetivo. Para más información te recomendamos que leas el artículo de Merca2 Cerrajeros Servihogar pide cobertura legal para comprobar la legitimidad de la vivienda y prevenir okupaciones.



Instalar alarmas



En este caso, lo mejor que podemos hacer es contratar una compañía de seguridad privada, que esté al tanto en caso de que la alarma suene y deban realizarse acciones. En caso de que no puedas costearte este tipo de seguridad, de igual manera puedes instalar la alarma y que ella funcione como una disuasión, algo que dé miedo y haga que las personas que intentar ocupar se marchen.



Ten cuidado con las redes sociales



Es muy importante que, si cuentas con una casa desocupada, tengas cuidado con los datos que das en tus redes. Sin importar cuál sea, evitar dar a conocer tu paradero, esto es un dato que a los okupas les facilita mucho el trabajo. Además, no solo a ellos, pues los ladrones también se encuentran al asecho.



Seguridad



Por último, el consejo más sencillo, pero a la vez más afectivo: utiliza cerraduras, puertas y toda clase de cerrojos de seguridad. Aunque puede resultar una solución costosa, la verdad es que te evitará muchos dolores de cabeza. Además, si te lo puedes permitir, no está de más contar con un circuito cerrado de televisión. Las cámaras de seguro persuadirán a las personas de tomar tu vivienda o te darán el tiempo necesario para tomar cartas en el asunto.

Dolores Guzmán5 medidas preventivas ante la amenaza de la okupación
posicionamiento en buscadores