Qué valora más un Tribunal en la defensa de tu TFG o TFM

Qué valora más un Tribunal en la defensa de tu TFG o TFM

Qué valora más un Tribunal en la defensa de tu TFG o TFM

Formación

Aunque cada TFG o TFM responden a una serie de características distintas dentro de su contenido, la estructura para su formulación es básicamente la misma. Es por ello que aunque no existe una guía definitiva las evaluaciones por parte de un tribunal ante la defensa de tu TFG o TFM podrán regirse bajo unos preceptos normalmente estandarizados.



Como sabemos que se trata de un evento que definirá el inicio de tu carrera y el nivel de su relevancia es altísimo para tu desarrollo profesional, hemos decidido ayudarte a descubrir qué valora más un tribunal en la defensa de tu TFG o TFM. Quédate junto a nosotros y conoce a qué aspectos debes prestar más atención para superar esta prueba con éxito.



¿Qué se valora durante la defensa de tu TFG o TFM?



Por normal general, cuando hablamos de TFG o TFM la evaluación comienza mucho antes de su defensa. Sin embargo, son la exposición oral y la presentación del trabajo final las dos etapas que cargan con el mayor peso ante la valoración de un tribunal.



Es por ello que hemos decidido dividir estos elementos en dos grandes momentos: la revisión del contenido y la exposición oral.



Con respecto a la revisión del contenido:



La parte escrita de tu defensa de TFG o TFM tiene un gran peso con respecto a la valoración definitiva por parte del tribunal, nos dicen aquí. A continuación te explicaremos que aspectos debes cuidar con especial atención.





  • El manejo de la estructura: Algo que sin duda valorará el tribunal es el correcto desarrollo de la estructura del TFG o TFM que planeas presentar. Por otro lado no puedes descuidar la profundidad del tema, ya que esto es lo que le da a tu trabajo validez académica.


  • La originalidad de su contenido: Intenta no inmiscuirte en temáticas que ya estén demasiado desgastadas. Además, tomar el camino fácil e incurrir en el plagio podría costarte muy caro. Está bien inspirarse en otros trabajos, solo ten cuidado de no hacerlo demasiado. 


  • Debe ser un tema relevante: No elijas el tema de tu TFG o TFM a la ligera. Intenta que se trate de algo importante y significativo. Si hay algo que valora un tribunal es precisamente un trabajo con propósito.


  • Redactar correctamente el marco teórico: Apégate rigurosamente a las fórmulas ya establecidas. Anteriormente te hemos hablado de originalidad, sin embargo, el marco teórico no es el mejor lugar para experimentar con ella. Si es posible, cuenta con asesoría de profesionales que puedan ayudarte a construirlo adecuadamente.


  • No hay lugar para los errores ortográficos, ni gramaticales: Recuerda que estamos hablando de un trabajo de nivel profesional. No existe lugar para las equivocaciones de este tipo. Si tienes dudas, solicita los servicios de un corrector profesional. Además el contenido debe adecuarse de manera óptima a la metodología utilizada.


  • Elabora una bibliografía pertinente: Elige bien la calidad de las fuentes que utilizarás a lo largo de tu TFG o TFM.


  • Importancia de las conclusiones: Finalmente las conclusiones debes probar que tu TFG o TFM ha sido relevante y que ha logrado cumplir de manera óptima con su cometido.




En el caso de la exposición oral



Ahora que ya conoces los criterios a valorar con respecto a la escritura y estructuración del contenido de tu TFG o TFM, de seguro estás ansioso por saber qué valora más un tribunal ante la exposición oral del mismo.





  • Claridad a la hora de exponer: Presentar el contenido de una manera que resulte comprensible para cada uno de los oyentes. Estructurar la exposición de manera lógica y mantener un discurso consistente.


  • Adaptarse al tiempo estipulado: Sabemos que la longitud de un TFG o TFM puede ser inmensa. Por ello es preciso contar con una capacidad de síntesis adecuada. Para resaltar los elementos más adecuados y cumplir con el tiempo asignado sin perder de vista los detalles importantes.


  • Capacidad argumentativa: Saber defender con propiedad cada parte de tu TFG o TFM. Esto será muy importante a la hora de tener que responder a cualquier pregunta. Necesitas estar bien documentado y sobre todo muy seguro de ti mismo.


  • Comunicación asertiva: Debes mantener un ritmo de discurso agradable, que resulte entretenido y capte la atención de los presentes. Además, algo que no puedes olvidar: procura desarrollar una dicción óptima.


Silvia SanzQué valora más un Tribunal en la defensa de tu TFG o TFM
posicionamiento en buscadores