Descubrí el corpiño ideal para cada mujer

Descubrí el corpiño ideal para cada mujer

Descubrí el corpiño ideal para cada mujer

Mujer



La lencería debe ser elegida de acuerdo a la estructura corporal de cada mujer, y esto es especialmente importante repecto al corpiño, para que al llevarlo se sienta cómodo, como si fuera una segunda piel.





Por ello, al elegir el corpiño deberá prestarse atención, en particular, sobre los siguientes items:





Talle: el corpiño debe ser del talle correcto, ni más chico ni más grande. Si se escoge un talle mayor, los pechos no se encontrarán sostenidos, y si por el contrario se elige un talle más chico, el corpiño resultará incómodo y apretará, provocando que los pechos queden aplastados y parezcan más pequeños.





Breteles: el grosor de los breteles deberá ser elegido de acuerdo al tamaño de los bustos. Cuando se posee poco busto se deben escoger breteles finos, pero si se posee más busto, lo ideal es seleccionar breteles más anchos. Esto debido a que las tiras finas en mujeres con pechos grandes pueden producir marcas y dolor.





Asimismo, los breteles no deben ser ni muy sueltos ni muy apretados.





Altura del corpiño: la parte donde se abrocha el corpiño debe quedar a la altura del busto. Si queda muy arriba, significa que la taza del corpiño es correcta pero que la medida de la espalda es menor al contorno del corpiño.





Tipos de corpiño: si bien la función de todos los corpiños es la misma, esto es, sostener el busto, de acuerdo al tipo de corpiño que se trate, se sumará una u otra característica.





Con push up: posee aro, taza armada y relleno. Además de contener el busto, lo levanta y aumenta el volumen. El busto puede aumenta hasta dos talles, según el tipo de push up que se utilce. Ideal para aquellas mujeres que quieren aparentar tener más busto.





Taza soft: se trata de un tipo de taza que sostiene y levanta el busto, y ayuda a aumentar el volumen del mismo hasta un talle. Se trata del corpiño ideal para utilizar con escotes.





Con aro y media taza: poseen aro para sostener y media taza para levantar un poco el busto. Es el copiño ideal para quienes tienen busto de un tamaño promedio y quieren que luzca tal cual como es su medida.





Con aro: este tipo de sostén no cuenta con ningún tipo de taza ni relleno. Cumple la función de contener el busto y levantarlo un poco. Para las que tienen pechos operados, es recomendable que usen este tipo de corpiño para protegerlos.





Sin aro: no levanta ni aumenta el volumen, sino que simplemente hace que no se marque el busto en la ropa. Es el ideal para chicas que tienen pechos pequeños y se sienten cómodas así. Los corpiños sin aro suelen venir en modelos para amamantar.





Sin aro con push up: sirve para dar un poco más de volumen al busto. No lo levanta ni tampoco lo aumenta en talles, sino que lo contiene y hace que el pecho parezca un poco más grande. Este tipo de corpiños es muy recomendable para las mujeres alérgicas al metal, a las que el aro les suele irritar la piel.





Deportivos: ideal para practicar actividad física. El tamaño tiene que ser algo ajustado, ya que de lo contrario no va a sostener el busto y este va a rebotar cuando se practique deportes.





Strapless: es el ideal para lucir los hombros en los vestidos. Suelen venir sin bretel y algunos levantan más el busto que otros, pero todos le dan una forma más redondeada. No son los corpiños más cómodos pero cumplen la función de contener y darles forma.





Fuente: https://www.nadinlenceria.com/



corpiñoDescubrí el corpiño ideal para cada mujer
posicionamiento en buscadores