Descubre las principales causas de la pérdida de audición

Descubre las principales causas de la pérdida de audición

Descubre las principales causas de la pérdida de audición

Salud

La pérdida de la audición, o los impedimentos auditivos, ocurren cuando hay un problema con una o más partes del oído o los oídos. Cuando se produce una pérdida de audición, ésta puede ser total o parcial, pudiendo la persona que lo sufre llegar a escuchar algunos sonidos o nada en absoluto, lo que es un gran impedimento para hacer vida normal.



Este padecimiento puede suponer un gran inconveniente para la vida social y laboral, ya que interfiere de forma directa con la forma de comunicarse, no pudiendo mantener una conversación normal. Por eso, es importante prevenir la aparición de la misma y, en caso de que ésta ya se haya producido, saber tomar las medidas oportunas.



La pérdida auditiva que se va produciendo con el paso de los años, al envejecer, es bastante común. De hecho, en un país como Estados Unidos casi la mitad de las personas mayores de 65 años tienen algún grado de pérdida auditiva. Es importante diferenciar entre los 3 tipos básicos que existen de pérdida auditiva:





  • Conductiva, que puede involucrar tanto al oído externo como al medio.


  • Neurosensorial, que involucra al oído interno.


  • Mixta, que es una combinación de ambas opciones.




La mayoría de las pérdidas de audición que se producen son irreversibles. Sin embargo, hay diferentes métodos que puede tener en cuenta un otorrino para mejorar la audición y permitir una vida normal a las personas.



 



Los factores de riesgo más frecuentes de la pérdida auditiva



 



La pérdida de la audición puede ocurrir porque una persona nació con partes del oído que no se formaron bien en su debido momento y no funcionan bien. Pero, al margen de los problemas de nacimiento, hay otros que pueden surgir en etapas posteriores y hay que cuidar, siendo las principales causas de los mismos las siguientes:





  • Exposición a ruidos fuertes: Exponer el oído a sonidos puede dañar las células del oído interno. El daño puede aparecer tanto por la exposición continua a sonidos fuertes como por un estallido breve pero muy intenso, como puede ser una bomba.


  • Heredarlo: Hay partes genéticas que hacen más vulnerables a unos que otros ante daños en el oído.


  • Envejecimiento: Con el paso de los años, las estructuras del oído se van marchitando.


  • Ciertos medicamentos: Los antibióticos o la viagra, por ejemplo, pueden dañar el odio interno.


  • Ciertas enfermedades: Las enfermedades que causan fiebre alta pueden dañar la cóclea.


  • Problemas médicos maternos en el embarazo.


  • Traumatismos o daños físicos en la estructura del oído.


Clínica BaronaDescubre las principales causas de la pérdida de audición
posicionamiento en buscadores