Mi experiencia con Microblading

Mi experiencia con Microblading

Mi experiencia con Microblading

Mujer

El microblading me ha cambiado la vida



Antes de nada, me gustaría presentarme. Me llamo Raquel y tengo 34 años, fue hace 2 años y medio comencé a perder el pelo de las cejas. Llegué a tal punto que tuve que ir al médico a ver qué me pasaba, por qué una mujer tan jóven podía perder el pelo a esa velocidad



El médico me dijo que era alopecia frontal fibrosante, que solía pasarle a mujeres tras la menopausia pero que también podía pasarle a mujeres jóvenes. Lo que no paraba de repetirme a mi misma era... Por qué a mi. 



Llegué a tal punto que no tenía cejas, me costaba salir a la calle, veía que la gente me miraba y eso me creaba mucha más inseguridad. No estaba contenta conmigo misma, me miraba al espejo y no me gustaba lo que veía. 



 



Búsqueda de tratamientos para cejas



En ese momento comencé a investigar todas las cremas, lociones y tratamientos naturales para poder volver a cómo era yo antes, cuando me sentía guapa. Despues de probarlo todo, haberme gastado cientos de euros en un montón de productos "maravillosos" que no me sirvieron para nada, descubrí la micropigmentación semipermanente.



En un principio, conocidos míos me dijeron que me las pintara, el problema de eso es que o no me salían simétricas al no tener cejas y usarlas como guía, o perdía muchiisimo tiempo delante del espejo. Además, evitada a toda costa salir a piscinas o irme de vacaciones a la playa. Por no hablar de que dejé el gimnasio porque una vez, tuve una de mis peores experiencias de mi vida. Estando en el gimnasio, del sudor, al secarme con la toalla me borré parte de una ceja. La cara del monitor no se me olvidará nunca, en ese momento me dí cuenta de lo que estaba pasando, me miré al espejo y quise salir de alli y no volver nunca más.



Una amiga también me recomendó tatuarmelas, el problema es que veía resultados y eran muuy diferentes a como era yo antes, no me gustaban, aunque mejor que no tener si que lo era. Otro de los problemas del tatuaje es que son permanentes y en mi cabeza no paraba de rondarme la idea de..., y si no me queda bien? si no me gusta y tengo que aguantarme? 



Al final del todo y obsesionada con esto, despues de todo el día buscando alternativas, me fijé en una publicación de esas que te aparecen en la lupita de instagram. Era un antes y despues de una mujer como yo, que pasaba de no tener cejas a tener unas perfectas, hyperrealistas.



La doctora cejas y el microblading



Obviamente entré en su perfil de instagram @dracejas_ y despues de ver muuuuchos resultados me dije... tengo que hablar con ella, Beandra, la persona que me ha cambiado la vida. Le estuve contando mi problema, con una vergüenza propia de mi misma. Beandra me contó que era algo más común de lo que me imaginaba, ya le habían llegado mujeres e incluso un hombre con el mismo "problema". 



Esto me dejo mucho más tranquila, Beandra me explicó todo el procedimiento, que, por si no lo sabeis, el microblading es un maquillaje semipermanente, es decir tiene lo bueno del tatuaje, ya que el efecto se conserva durante meses y además en el caso de que no me guste el resultado, sabía que no me quedaría con ello toda la vida. Además, despues de ver los resultados de Beandra, qué podia salir mal de una verdadera artista?



 



Llegó el día



Esa noche no conseguí dormir, no había estado mas nerviosa en mi vida, ni en mi boda!! (pero eso no se lo digais a mi marido). Llegué a la clínica de dracejas, que se encuentra en Madrid y me atendió Beandra, que me tranquilizó muchiisimo. Una vez se me fueron un poco los nervios, bebí un poco de agua y empezamos con el tratamiento. 



Me hizo un prediseño que quedó genial ajustándose perfectamente a mis rasgos faciales y tras dar el visto bueno comenzó con el tratamiento. 



Despues de solo dos horas de tratamiento, me puso un espejo delante, al abrir los ojos y verme lo unico que pude hacer fue llorar, no podía parar. El resultado fué increible y desde el mismo día del tratamiento ya eran visibles. Le dí un abrazo como si la conociera de toda la vida. 



Hubo un antes y despues de aquel día y desde entonces vuelvo a sentirme guapa como antes.



Lo unico que me sale es agradecer a Beandra lo que ha hecho por mí y es por eso que me decidí a escribir este post. 



Podeis ver la web de Beandra, pinchando en dracejas, y ojalá esto llegue a todas las personas que han pasado por lo mismo que yo, para que conozcais tambien a Beandra y pueda ayudaros.



Un saludo a todos los que habeis leido mi experiencia y compartirla para que llegue a todas las que, como yo, no se sientan bien consigo mismas.

RaquelMi experiencia con Microblading
posicionamiento en buscadores