Domótica: control y sistematización dentro de una vivienda

Domótica: control y sistematización dentro de una vivienda

Domótica: control y sistematización dentro de una vivienda

Tecnología

La domótica está incluida en muchas viviendas a través de instrumentos que permiten automatizar a pequeña escala y sistemas que se integran durante la construcción o reforma de las casas. Esa tecnología ha ido avanzando notablemente con el transcurso del tiempo y se presenta incorporada a la red de energía eléctrica. El término viene de las palabras domus (casa en latín) y autónomo (del griego, que se gobierna a sí mismo). 



Domótica e interconexión



Gracias a la domótica podemos disfrutar de sistemas que permiten regular el grado de intensidad de la luz, de persianas que suben y bajan con un botón o de termostatos inteligentes. Esa tecnología está adaptada para ejercer el control y sistematización dentro de una vivienda, constituyendo el dominio de todos los elementos que integran una edificación. La llegada de los smartphones ha dado un significativo salto cualitativo: el teléfono inteligente le permite al usuario comunicarse con sistemas de objetos conectados gracias a internet. Eso es el concepto de la internet de las cosas (en inglés, “internet of things”), que permite establecer una comunicación bidireccional entre el usuario y el sistema, asì como la recolección de información a través de unos sensores que permiten el diseño de viviendas más multifuncionales y flexibles.



Domótica: consumidores, empresarial, infraestructura



Las aplicaciones se pueden separar en las ramas de servicios de gestión energética, seguridad y comunicación. La gestión energética es la administración de las energías en una casa: con la domótica se pueden controlar las temperaturas y el consumo energético de los dispositivos, con el objetivo de reducir el gasto. También se puede encender o apagar la caldera mediante wi-fi o smartphone. Otra aplicación es la relacionada con el sistema de comunicación, una de las características más destacables de la domótica. Es de tipo bidireccional: entre una vivienda y sus usuarios, y viceversa. La vivienda puede comunicarse para informar o avisar de lo sucedido y, a su vez, los usuarios pueden controlar la vivienda desde dentro de esa y de forma remota. Otro servicio aportado es la seguridad inteligente, es decir la supervisión del hogar: gracias a la domótica, es posible tener pleno conocimiento del estado de los sensores, de las puertas y de las ventanas y tomar el control de las informaciones sobre la seguridad.



la seguridad inteligente, es decir la supervisión del hogar (cerraduras inteligentes, alarmas o porteros automáticos, cámaras de vigilancia remotas). En otros términos, gracias a la domótica, es posible tomar el control de las informaciones sobre la seguridad, tener pleno conocimiento del estado de los sensores, de las puertas y de las ventanas y proteger el hogar. Además, o

Tiziano MarrionciDomótica: control y sistematización dentro de una vivienda
posicionamiento en buscadores