¿Qué tener en cuenta al escoger un fregadero para mi cocina?

¿Qué tener en cuenta al escoger un fregadero para mi cocina?

¿Qué tener en cuenta al escoger un fregadero para mi cocina?

Decoración

La cocina es uno de los lugares que puede convertirse en un centro de trabajo intenso sobre todo para las amas de casa. El fregadero es una parte importante de ella pues en este lugar podemos limpiar todo lo que hemos ensuciado al momento de cocinar por eso este debe ser cómodo y funcional.



Escoger un fregadero debe ser algo bien pensado, pues este va a acompañarte durante muchos años y es por eso que tienes que analizar algunas especificaciones para que se ajusten a lo que estás buscando.



Consejos para escoger un buen fregadero



Voy a darte algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de escoger un fregadero para tu cocina pero puedes visitar la web Infobierzo dónde se publicó un artículo más completo sobre el tipo de fregadero que puedes necesitar en tu cocina y cuáles son los tipos de fregaderos que existen dependiendo de su forma, tamaño, instalación y materiales de fabricación.



Espacio y necesidades: Muchas veces las limitaciones en el espacio de la cocina pueden chocar con las necesidades y lo que queremos, es por eso que debes encontrar un punto medio para que te sientas cómoda mientras te encuentres en este lugar.



Recuerda que la durabilidad y los modelos de los fregaderos van acompañarte por mucho tiempo por eso detente a pensar: ¿De qué tamaño realmente lo necesitas, cuál es el espacio con el qué cuentas y cuáles son tus necesidades?



Analiza los complementos y la superficie dónde lo vas a colocar para que puedas aprovechar beneficiosamente todo el espacio.



La cubeta: Este es un elemento que muy pocas veces queda relegado a nuestras decisiones pero qué es muy importante pues está se presenta en muchas profundidades y tamaños.



Están disponibles en diferentes materiales y puedes escoger entre una cubeta o dos, o una cubeta y media que te servirá como un escurridor.



Plantéate cuál es el espacio con el que cuentas.  Cuál es la maniobrabilidad que necesitas dentro de tu cocina para que no tengas que hacer magia a la hora de lavar algunas cacerolas que son bastante grandes y evitar que el agua llegué al piso o termines empapada.



La ergonomía y la forma: El fregadero debe instalarse a una altura cómoda para que puedas trabajar sin tener que doblar la columna o forzar la postura. Esto juega un papel importante en tu zona lumbar lo ideal es que este se encuentre a la altura del resto de los muebles de la cocina, pero analiza cuál es la mejor postura que se adapta a ti.



Escoge muy bien el diseño: A la hora de escoger un fregadero debe prevalecer la funcionalidad y el diseño, además de los materiales, los colores, la forma de instalación y la comodidad que este te ofrece.



Analiza si lo quieres cuadrado, ovalado, redondo, rectangular o con una combinación de cubetas diferentes.



El tipo de instalación: También existen varios tipos de instalación que pueden encajar dependiendo de tus necesidades. Analiza los pro y los contra de cada una de ellas, por ejemplo:





  • Bajo la encimera: Estos son bastante fáciles de limpiar y se integran de forma perfecta a cualquier lugar. No se acumula la sociedad en las juntas y no tienes que estar limpiando la silicona.


  • Al ras de la encimera: Este tipo de fregadero se colocan a la altura de la encimera y funcionan de maravilla con materiales naturales como la piedra.


  • Los encastrados: Estos van sobre la encimera y son los más comunes de ver los bordes, pueden sobresalir de los laterales y es una de las opciones más avanzadas.




Los materiales: Existe una gran variedad de materiales para la fabricación de los fregaderos. Tendrás la posibilidad de optar por modelos clásicos como el acero inoxidable pero también elegantes y rústicos como la piedra que pueden potenciar la durabilidad del mismo.



 El cuarzo es a prueba de arañazos, por lo que siempre se verá impecable y el mármol o el granito son bastante resistentes y son opciones elegantes.



Por otra parte, también está la opción del cristal que puede darte mayor resistencia y una apariencia más estética.

Luisa Roldán¿Qué tener en cuenta al escoger un fregadero para mi cocina?
posicionamiento en buscadores