Que nada altere tus buenos hábitos alimenticios

Que nada altere tus buenos hábitos alimenticios

Que nada altere tus buenos hábitos alimenticios

Nutrición

El día a día, los hijos, el trabajo… son aspectos de nuestro día que, a menudo nos nos impiden dedicar tiempo a otras tareas importantes, como lo es la alimentación.



¿Cuántas veces has llegado tarde del trabajo y no tenías nada para comer? ¿Te acuerdas de esas ocasiones en las que todo se tuerce y no encuentras un hueco para sentarte a la mesa? O cuando por olvido no pusiste a remojar las legumbres la noche anterior…



Tú sabes bien que no es nada sencillo conciliar la vida laboral y la familiar. Y ello, muchas veces, deriva en una mala alimentación.



Las pizzas, la comida a domicilio, ir de pintxos… puede ser la solución de un día suelto.  De vez en cuando no está mal tener un capricho. El problema es cuando esos hábitos alimenticios se convierten en rutina. Una rutina en la que es muy fácil caer y dejarse llevar. ¿Verdad?



Generalmente son opciones en las que los alimentos tienen un alto contenido calórico, lo que nos lleva a comer poco ingiriendo muchas calorías. Nos llenamos rápido, pero a la larga nuestro organismo loa acaba pagando.



Para no caer en la tentación es muy útil tener siempre un plan B. Una opción rápida y sencilla de preparar que sea al mismo tiempo nutritiva y saludable. ¿Y cómo se hace? Con esfuerzo, está claro. Con imaginación, también. 



Pero lo mejor es hacerlo de la mano de una profesional de la nutrición y dietética. Nadie mejor que ella para darte esos consejos, pautas y rutinas para comer bien en cualquier situación cotidiana.



Al llegar tarde de trabajar. Cuando te surge una reunión imprevista. En esos días en los que estás tan cansada que el sueño te vence y no tienes fuerzas para preparar nada al día siguiente. Cuando el tráfico provoca llegar tarde a casa y no disponer del tiempo necesario para preparar algo para comer… Comer bien en esas situaciones es posible.



Una alimentación sana y equilibrada es una maratón. Hay que ser constante. No caer en las tentaciones. Saber que con esfuerzo todo es posible. Y eso a la larga se nota. Recuerda, que nada ni nadie te impide disfrutar del placer de comer bien y sano.



 

NutricionistaQue nada altere tus buenos hábitos alimenticios
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos