Cómo limpiar una cerradura

Cómo limpiar una cerradura

Cómo limpiar una cerradura

Bricolaje

En Refomas10 le queremos dar unos consejos acerca de cómo limpiar una cerradura. Así como cualquier elemento o espacio del hogar, estas también necesitan mantenimiento y limpieza, cada cierto tiempo. Así cumplirán su función y no se deteriorarán con el paso de los años. Continúe leyendo para más información.



Importancia del mantenimiento



Las cerraduras están expuestas a condiciones externas y medioambientales que, aunado al uso excesivo, la desgastan y esto provoca que su uso sea menos efectivo y hasta trabas.



Para evitar robos e inconvenientes, es importante cuidar la calidad de estas y hacerle una limpieza anual. A continuación, le daremos una serie de consejos para que sepa cómo limpiar una cerradura.



Si se quiere proteger su hogar, debe revisar periódicamente la efectividad de la cerradura, cuando el cerrojo comienza a presentar fallas, es muy importante utilizar grafito en polvo para corregir este inconveniente. Antes de seguir, conozca las formas de emprender el bricolaje de forma segura.



El grafito en polvo será su mejor aliado, para limpiar a profundidad una cerradura, también sirve para engrasarla. Este lo puede conseguir en cualquier ferretería o tiendas especializadas en artículos para el hogar.



Si no tiene habilidades para el bricolaje o presenta dudas en cómo usar el polvo de grafito. Lo mejor es llamar a un cerrajero de confianza que se encargue de hacer el respectivo mantenimiento.



Recetas caseras para el mantenimiento



Existen recetas caseras que sirven para mantener el brillo de los materiales con que se fabricó la cerradura, estas las puede usar a diario para la parte externa. Porque para la parte interna, es preferible usar productos especializados que no vayan a dañar el sistema.



Cualquier tipo de aceite del que tenga en casa, también será bueno para esto. Puede ser olivo, canola, maíz, etc. Se colocan un par de gotas en la ranura de la llave y listo.



Entre los productos específicos para el mantenimiento de la cerradura están: algodón mágico (se utiliza, sobre todo para limpiar las manillas de la puerta y sacarle brillo), amoniaco (es importante mezclarlo con agua para que no sea tan corrosivo, debe tener mucho cuidado que ambos sean en partes iguales porque el exceso de uno u otro componente, puede ser perjudicial). Lo que sí debe de evitar son los limpiametales tradicionales porque suelen ser dañinos.



Si va a lustrar su cerradura, se aconseja quitar con mucho cuidado, los accesorios de la puerta, antes de proceder al lustrado, sobre todo, si utilizará productos químicos corrosivos.



En la época de invierno, las llaves no suelen entrar en la cerradura -ya hemos verificado varias veces que sí es la llave correcta- y cuando este sucede, puede ser que el interior de la cerradura esté helado. Caliente con sumo cuidado la llave y vaya introduciendo varias veces, hasta que logre encajar perfectamente.



En el caso que el pestillo o pasador no encajen correctamente, puede haberse desalineado por golpes o portazos. Para solucionar esto, debe apretar los tornillos para que el sistema de seguridad, vuelva a su posición original, luego ajusta la pieza al marco de la puerta, que recibe el pasador y, por último, engrasa con espray de polvo o grafito.



En el caso que la cerradura esté bastante deteriorada, lo mejor será llamar a su cerrajero y cambiarla por completo. Sobre todo si ha realizado un mal mantenimiento y la has terminado dañando. Así como esta, conozca otras reformas low cost que puede hacer en su hogar.



¿Qué le han parecido estos consejos de cómo limpiar una cerradura en su casa u oficina? Recuerde dejar sus comentarios.

Reformas10Cómo limpiar una cerradura
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos