Disrupción y nacimiento de un nuevo CFO en las pymes

Disrupción y nacimiento de un nuevo CFO en las pymes

Disrupción y nacimiento de un nuevo CFO en las pymes

Actualidad

La crisis provocada por la COVID-19 está acelerando una verdadera disrupción del ecosistema empresarial en todo el mundo. En nuestro país, las pequeñas y medianas empresas ven acelerados sus cambios tecnológicos, sus modelos de negocio y también de forma muy sensible el modo en que se relacionan con sus clientes. En este entorno perturbador destaca el papel del CFO, una nueva versión del Director Financiero, que toma las riendas de la transformación, siempre con la mirada puesta en la liquidez y en la rentabilidad a medio y largo plazo.



Madrid 26 de mayo de 2020.- El nuevo CFO en las pymes postcovid liderará la búsqueda de un crecimiento sostenible, apostará por una gestión inteligente de la liquidez, basada fundamentalmente en los datos y en el conocimiento, e impulsará la implementación de una cultura financiera de base, para reposicionar el departamento financiero dentro de la estructura interna de la organización. Deberá ser asertivo y empático, liderar el trabajo en equipo, la colaboración y el intercambio de información. Y, en términos generales, el nuevo CFO deberá buscar una visión global del negocio que ayude a que todas las áreas de la organización conozcan los datos y el impacto de sus acciones sobre el entorno financiero de la empresa y sus niveles de liquidez, para poder actuar en consecuencia.



Pablo Couso, director comercial de Datisa y Alejandro Jurado, responsable del área de conocimiento de la firma española de ERP para pymes, han puesto en valor el papel del CFO en las pymes, durante su conferencia virtual de la pasada semana sobre la gestión de la liquidez en escenarios de crisis.



El papel del nuevo CFO será determinante desde el área financiera, pero también en el entorno de las operaciones, impulsando el salto de la contabilidad financiera tradicional hasta la analítica y la presupuestaria. Pablo Couso asegura que “con la contabilidad financiera tradicional se rinde cuentas a terceros -inversores, propiedad, banco, registro mercantil, hacienda, …- y, aunque impone controles de negocio importantes, estos están poco desgranados. Por eso hay que dar el salto a la contabilidad de gestión completa para poder determinar los puntos fuertes y débiles de la organización.  En épocas de crisis como la que estamos viviendo, esta falta de control puede provocar la toma de decisiones a ciegas, llevando a recortar donde no se debe y comprometiendo la viabilidad y el futuro del negocio”.



Sin embargo, acompañar además la evolución, implementando un modelo de contabilidad presupuestaria, permitirá a las pymes profundizar en su modelo de contabilidad de gestión completo. La creación de presupuestos lógicos y ágiles servirá como herramienta de gestión, ayudará a controlar las posibles desviaciones en tiempo real, tanto en gastos como en ingresos y líneas de cuentas de pérdidas y ganancias. Y, con ello, se podrá llevar a la práctica un control más efectivo a nivel de centros de coste, tanto económico como financiero y no solo contable. Es decir, se ejercerá un control integral sobre el negocio, lo que permitirá tomar decisiones más inteligentes y acertadas.



Si, además, las pymes saltan hacia los presupuestos de tesorería, como explicaba Pablo Couso, “entrarían directamente en el terreno de la gestión de la liquidez, abandonando el criterio de devengo para fijar las referencias presupuestarias con un criterio de caja. Es decir, las pymes podrían deshacerse del apretado corsé de la cuenta contable, para acomodarse en un concepto más natural como es el de la partida presupuestaria”. En este sentido, el principal cambio que experimentarían las pymes es la posibilidad de mirar hacia el futuro a través de las simulaciones de diferentes escenarios. Es decir, pasar de las realizaciones a las previsiones lo que permitirá anticiparse a posibles problemas financieros, que podrán detectarse a tiempo y poner en marcha soluciones financieras y operativas óptimas.



El nuevo CFO será también, por tanto, quien se encargará de identificar y rastrear potenciales problemas operativos que nacen, por ejemplo, de una mala gestión de compras o de una dirección comercial deficiente. Para ello se apoyará en la tecnología y, concretamente en el uso de aplicaciones de gestión financiera, ERPs que, a su vez, apostarán por la integración de soluciones, que facilitarán el acceso en remoto, o sea, que operarán en la Nube y que, sí o sí, presentarán modelos de explotación más democráticos.



Sobre Datisa



Datisa es uno de los principales desarrolladores de software de gestión empresarial para pymes en España. El ERP de Datisa, disponible también para entornos Cloud y modelos SaaS, ofrece una completa gama de soluciones que incluyen aplicativos financieros, de gestión comercial y compras, y programas para el control de la facturación y del almacén. Su objetivo es ayudar a las pymes a gestionar con eficiencia sus procesos financieros y administrativos ofreciendo soluciones innovadoras, diferentes y con valor añadido.



 

DatisaDisrupción y nacimiento de un nuevo CFO en las pymes
posicionamiento en buscadores
Vive Sex Shop - Tienda online de Juguetes eróticos